Esto ya se va a definir

Por Ernesto Escobosa

Las más de diez encuestas que se han publicado en relación a la gubernatura de Durango han tenido mucha coherencia con los resultados que obtuvieron los partidos políticos en el pasado proceso electoral, Morena se reafirma como la primera fuerza política estatal, el PRI como la segunda y el PAN en tercer lugar.

Los demás partidos, por sí solos, se encuentran en la marginalidad sin ninguna posibilidad de ser competitivos en la elección de 2022, el PRD que fue coaligado con PRI y PAN está en el el octavo lugar con poco más del 2% de los votos y el Partido del Trabajo que ha sido aliado de Morena en todas las elecciones federales es la séptima fuerza con un 3%.

Vayan en coalición o no, los partidos pequeños no tienen mucho que aportar y en consecuencia su valor electoral indica que no pueden aspirar a negociar las candidaturas más importantes, incluso, si no van en alianza con los partidos dominantes, posiblemente, tanto el PRD como el PT, pierdan el registro.

En el caso del PAN, PRI y PRD hay más incertidumbre en cuanto a la eventual coalición, tanto el dirigente nacional panista como el priísta han declarado que el candidato a la gubernatura debe ser de sus respectivos partidos, Marko Cortés argumenta que tienen el gobierno del Estado y Alejandro Moreno que ellos son la segunda fuerza electoral en Durango.

En el caso de Morena, el Partido del Trabajo y su líder único le aportan menos de lo que le restan, la candidatura se reduce a qué género determinará la Comisión Nacional de Elecciones, si es varón será José Ramón Enriquez quien es el puntero en todas las encuestas, sí es mujer la candidata sería la Presidente Municipal de Gómez Palacio, aunque el que tiene mayores expectativas de triunfo en la elección constitucional y por mucho, es el Senador.

El PAN no tiene mujeres que pudieran ser competitivas en la elección a Gobernador, los aspirantes más consolidados pudieran ser Jorge Salum por ser el Presidente Municipal de la capital y Javier Castrellon por haber ganado el Distrito Electoral Federal 01, aunque los panistas deberán valorar bien cuál de los dos entregó mejores resultados en sus responsabilidades administrativas y tiene más posibilidades de crecer y quién ya se estancó en cuanto a la intención de voto.

En el PRI no parecen estar muy convencidos de que su candidato sea Esteban Villegas aunque sea el mejor posicionado, también se han manifestado Luis Enrique Benítez y Lety Herrera, que a pesar de estar retirada de la vida pública desde hace dos años tiene números bastante competitivos y hace un par de días también Azucena Triana declaró que tiene la intención de ser candidata.

Todos los partidos proyectan que siguen sin tener consensos al interior, en ninguno se muestra una clara mayoría apoyando a alguno de los aspirantes, aunque esto se va a resolver una vez que se defina al precandidato ganador de cada instituto político y una vez que esto suceda, tanto el PRI como el PAN entrarán a una etapa de vulnerabilidad, acuerden la coalición o no, porque si sus liderazgos y bases no quedan convencidos de que los elegidos o el elegido son opciones ganadoras operará la cargada natural hacía Morena que es el más fuerte y el que más posibilidades tiene de quedarse con el Gobierno del Estado.

@ernestoescobosa

Puedes comentar con Facebook
Anuncios