G. Barrón, denuncia opacidad en el manejo de impuestos a ganaderos

Dice desconocer qué destino de lo que se recauda

Ante la crisis económica que vive las familias del campo y la ciudad productores ganaderos del sector social, levantan la voz para que se revise el cobro de 14, impuestos estatales sin que ingresen a las arcas públicas.

A rajatabla se aplican dichos impuestos, por cada cabeza de ganado en pie que se vende pues dicen que son cargas impositivas muy altas que desalientan la actividad ganadera del sector social quienes en estos tiempos de crisis tampoco reciben ningún apoyo a la producción por parte de la autoridad estatal.

Aseguró el presidente de la unión ganadera del sector social, Oscar García Barrón, que las autoridades correspondientes, como son la secretaria de agricultura y desarrollo Rural, y la responsable de las finanzas públicas, no han aclarado el destino que se le da a  ese impuesto lo cual es grave pues son sumas millonarias lo que se aporta y cuyo destino es incierto.

Aclara que nunca les han dicho que se hace con ese impuesto y a qué manos o cuentas bancarias va a parar.

Ejemplificó que por cada cabeza de becerro en pie que se exporta se aplican 14, impuestos, cuyo destino se desconoce pues dice, García Barrón, que parte del proceso de cobro de permisos el gobierno del estado, delegó el cobro a las Unión ganadera regional. Y la UGR jamás a dicho a  donde va esa millonada la cual caería como anillo al dedo para resolver los problemas económicos más urgentes del gobierno estatal.

Ante la falta de recursos económicos el gobierno del estado, debería de  reconsiderar esta medida, y atraer dicha atribución,  pues anualmente es una suma millonaria cuyo destino se desconoce y lo peor a qué cuentas bancarias favorece.

Cabe mencionar que esta medida no es de esta administración estatal sino que viene de varios sexenios, aunque cabe mencionar que la exportación ganadera estuvo parada por veda aplicada por el gobierno de Estados Unidos, a los ganaderos locales por no respetar las normas sanitarias que exige la autoridad sanitaria del vecino país del norte.

Recién iniciado el gobierno estatal, de José Aispuro Torres, se negoció un nuevo acuerdo con la autoridad estadounidense abriéndose nuevamente el mercado a los productores locales.

Aún con este nuevo acuerdo de exportación los ganaderos del sector social continúan sin ver  la suya pues las cargas impositivas son una pesada loza a los más pobres.

Óscar Garcia Barrón, demandó una revisión de las cargas impositivas que cubren los productores del sector social y el destino de las mismas.

A nivel local se han llevado a cabo mesas de trabajo con la Sagader  y la misma secretaria de finanzas para conocer a ciencia cierta a donde va a parar el producto del de los impuestos que cobra a los pequeños productores del sector social.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios