IMSS, alarmante y aberrante desabasto de medicamentos

Por Juan Pablo Arreola Torres

Lo que se señala, no es un rumor, ni se hace chisme, es un testimonio vívido del que se da cuenta, esperando que sea escuchado y haya un beneficio para cientos y cientos de derechohabientes que como el que escribe, ha pasado por estas experiencias nada satisfactorias que en nada ayudan, nada aportan para tener una mejor calidad vida.

Veo un seguro social deshumanizado, sin misión, ni visión y sin ética que a diario nos pretende engañar simulando que nos atienden, con más de 20 años que accedí a los servicios de salud de esta Institución, que tiene una historia que lo ennoblecía, por su don de servicio y atención personalizada, hoy, no hay rastro de sus valores, y a los derechohabientes se nos trata como ganado, que en fila, lo van atendiendo, para luego ver si efectivamente no hay el remedio científico negado en la farmacia, y sí, se registran las yerbas convertidas en medicamentos, y se le solicita al paciente el número de teléfono, y se le dice que se llamará, creo que con el aparato inalámbrico, sin conexión, ya que cuando uno ocurre de nueva cuenta a informarse sobre sus remedios, el interlocutor le dice, hasta molesto: “le llamamos y nadie contestó”, lo cual es totalmente falso, ¿y qué podemos hacer los pacientes, que como este escribidor somos víctimas cautivas de un aparato, que como elefante blanco sólo está de mero trámite, como si fuera oficina de partes y sólo se engruesa nuestro expediente? También, me dijeron que esto sucede a nivel nacional, los remedios a que me refiero, no están agotados, no escasean, no, el desabasto de los remedios científicos a los que me refiero obedece únicamente a su incapacidad, su negligencia a su doblez, su hipocresía y doble cara: la sonrisa falsa, y el trato sin mostrar un ápice de comprensión hacia el paciente.

La larga de fila de más de 30 pacientes, sólo se va regresando, cada uno, totalmente desilusionado, recordando quizás las experiencias pasadas y la duda sobre cómo juntará dinero para adquirirlas.

Existen determinados exámenes clínicos que no se realizan, al menos así me ha pasado en la Clínica 49 y cuando hay que tomarse una radiografía, el encargado del laboratorio le informa: “la máquina está descompuesta”.

La crisis sanitaria no sólo se limita a la pandemia, se expande a los servicios y los insumos de salud, precisamente la debilidad con que en el IMSS y el ISSSTE hoy por hoy han mostrado. Y a los enfermos que la padecen, o los que un golpe, ven que ya, carecen de casa o patrimonio, ven caer el puente o estropearse la carretera que les permitía comunicarse y resienten cómo se anega o desfallece la esperanza. Aquella crisis y la temporada obligan, sobre todo, ya nadie cuenta o hay con un guardaditos, ya que sí había, esperan algunos, que nuevos eventos no la agraven.

Señores, ¿el humanismo es revocable? Es pregunta u oriéntenme dónde lo busco.

Mientras tanto, el presidente López Obrador, celebra las fiestas de Independencia con un invitado extranjero con cartas de dictador o autócrata; presume que ha ordenado enviar miles de vacunas a otros países del sur y aquí en México se niega la vacunación a los niños y se critica a quienes se han amparado para acceder al antídoto, a través del vocero oficial de salud, que escudado en su cinismo y en un servilismo rastrero, (el subsecretario López Gatell); el grito de Independencia lo celebra la Embajadora en Turquía y tiene la desfachatez de incluir como héroe nacional a López Obrador, una representante periodista venida a menos y cuenta con expedientes en la Fiscalía Federal, pero así son ellos a mis amigos la justicia ciega y a mis enemigos el peso de la ley.

Ante la incapacidad y falta de experiencia, el Presidente coopta a los exgobernadores en donde ganó Morena, o es que, a final de cuentas, ellos no pueden esconder su sumisión por haber dejado que el crimen organizado operará a su antojo durante el pasado proceso electoral.

Los duranguenses, debemos estar atento el próximo año en el que se habrá de contender por la sucesión gubernamental y no nos suceda lo mismo.

Por otra parte, son tiempos de los legisladores, tanto locales como federales, sobre los primeros, ojalá, pronto pueda hablar con Ricardo López Pescador sobre cómo integrará la agenda legislativa, ya que la pasada no fue nada trascendente, más bien pasó sin pena ni gloria, los federales, deben solicitar se incremente el presupuesto federal para Durango.

Comentarios: observatoriociudadano01@gmail.com

Blog: Juan Pablo Arreola Torres

Facebook: Juan Pablo Arreola Torres

Puedes comentar con Facebook
Anuncios