La Cachimba

IMPRESCINDIBLES… Sí se sintió, muchos negocios e instituciones simplemente cerraron sus puertas al reconocer que sin ellas no pueden trabajar. El paro de mujeres ha buscado generar conciencia sobre el papel que en todos los rubros de la actividad, económica, social, cultural, política, académica… y el enorme impacto que puede tener su ausencia.

IMPACTO… Sin embargo, en el objetivo del paro hay algo aún más profundo que las implicaciones económicas o logísticas, se trató de en cada centro de trabajo, en cada comercio o en cada espacio que cada una de ellas ocupa pudiéramos reflexionar sobre que pasaría si un día simplemente ella ya no estuviera.

SIN ELLAS… Se trata de entender qué pasaría si la compañera en el trabajo, la colaboradora o la amiga, la hermana o la pareja, dejaran de estar con nosotros como lo están haciendo diez de ellas cada día a causa de la violencia machista, de los asesinatos… Todos los días hay al menos una decena de mujeres que dejan de estar presentes y ahora corresponde pensar en qué pasaría si la siguiente fuera una de las que normalmente están a nuestro lado.

ATAQUES… Quienes no entienden este mensaje, ayer se dieron vuelo en las redes sociales. Como las feministas, las mujeres solidarias, las mujeres fuertes ayer estuvieron en paro, no compraron, no salieron, no atendieron sus redes sociales, los aplaudidores de la 4T se dieron gusto criticando y descalificando el movimiento feminista.

SILENCIO… Y los antifeministas, creyendo que así defienden al gobierno, se esforzaron en enfatizar los excesos, los incidentes desagradables de las movilizaciones pero callaron sobre los feminicidios, sobre la sangre, sobre la violencia, sobre el miedo y la desesperación que las ha empujado a tomar las calles. Nada dijeron de la carencia de políticas públicas para atender los justos reclamos, nada sobre la cancelación de programas para las trabajadoras o de la cancelación de refugios para las que están en peligro diariamente.

TAREA… Hoy se reanuda la actividad cotidiana, con ellas, una vez que se demostró que son imprescindibles y que como sociedad hemos hecho muy poco para resolver los problemas que enfrentan cada día, el acoso, la inseguridad, las agresiones, la discriminación, la negación de sus derechos. Y se ha demostrado que los legisladores, los gobiernos y las instituciones se han quedado muy atrás en atender esta situación y es hasta ahora, con estas demostraciones de fuerza que parecen estar entendiéndolo.

Puedes comentar con Facebook