La Cachimba por el iluminado

PREPARADOS… En Morena aseguran sus dirigentes que antes de Navidad ya tendrán designado a quien será su candidato a la gubernatura del estado. Y al parecer se han preparado para diferentes escenarios posibles, incluyendo el de algún posible rompimiento de alguno de los aspirantes que pudiera quedar inconforme con la designación final.

SENTENCIA… Tanto se han preparado, que a los aspirantes registrados originalmente los hicieron firmar un acuerdo en el que se comprometen a no traicionar; lo que se anticipa que aquel que se inconforme, impugne o proteste, ya tiene anticipada como parte de su sentencia que será considerado traidor a la Cuarta Transformación.

DUDA… Pero… no todos los aspirantes fueron llamados a firmar el acuerdo de unidad o sometimiento; al parecer solo aquellos sobre los que se tiene duda de su lealtad o los que fueron tomados en serio por la dirigencia. Hubo entre los registrados quien no fue tomado en cuenta para tales menesteres.

REPARTO… En el caso de la oposición todavía siguen negociando. Por lo pronto ya resolvieron que no habrá coalición entre PAN, PRI y PRD en Oaxaca, mientras las negociaciones más avanzadas sería las de los estados de Hidalgo donde panistas y perredistas ya cedieron para que el candidato sea propuesto por el PRI y, Tamaulipas donde hay acuerdos firmes.

AMACHADOS… En Durango, Quintana Roo y Aguascalientes se ha complicado la concertación porque cada partido, como es natural, espera llevar la delantera; pero además, algunos de los aspirantes en lo individual se creen “el elegido” y no se ven dispuestos a ceder.

¿RATIFICACIÓN?… Y mientras tanto el INE busca la manera de organizar la consulta sobre revocación de mandato para el presidente pero atorados por el recorte en el presupuesto que le fue aplicado por la mayoría morenista obediente a la voluntad presidencial. Y Morena a la vez ha comenzado a promover esa consulta pero llamándola de “ratificación”.

GANAR, GANAR… El caso es que si el INE no consigue organizar la consulta, será acusado de sabotear el proyecto, de antidemocrático y será pretexto para quienes quieren desaparecer al instituto que les estorba en sus planes de poder absoluto. Y si la consulta se realiza, independientemente del resultado, será una gran campaña o precampaña electoral a favor de Morena.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios