La Cachimba por El Iluminado

¿FIN?… Terminaron las campañas; hoy no habrá más spots de partidos o candidatos en la radio o la televisión; no habrá brigadistas tocando puertas ni grupos con banderolas en los cruceros. Jueves, viernes y sábado deberán servir para que cada ciudadanos reflexione y decida por quien votará el domingo.

SILENCIO… Desde luego que el periodo de silencio político no significa que haya inactividad; los contendientes mantienen actividades internas, reuniones de trabajo especialmente para la preparación de sus representantes generales y representantes de casilla, afianzan sus equipos de defensa del voto especialmente los equipos legales.

VOTOS… Sería muy ingenuo pensar que la elección se define el domingo; ese día los ciudadanos expresarán su voluntad en las boletas y ese mismo día se contarán, pero los partidos, especialmente los que no tengan la mayoría de esas voluntades, encontrarán razones, motivos, pretextos o argumentos para impugnar el resultado. Lo que no hayan ganado en las urnas tratarán de ganarlo en los tribunales.

PRELIMINARES… La noche del mismo domingo habrá resultados, pero no serán definitivos; lo primero que se sabrá serán algunas encuestas de salida, que se estarán realizando durante la jornada electoral y se harán públicas al cierre de las casillas; esa misma noche se tendrán los datos que arroje el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), que se estará actualizando durante la noche del domingo y la madrugada y gran parte del lunes. Además se dispondrá del ‘conteo rápido’ que será muestreo estadístico, altamente confiable, que dará resultados muy certeros, pero ninguno de todos estos resultados será oficial.

CÓMPUTO… Hasta el miércoles nueve se realizará el cómputo oficial, durante el cual aún habrá ajustes en los números, correcciones por errores en actas y en algunos casos podrían abrirse los paquetes volver a contar voto por voto. Al final de este cómputo se sabrán los resultados oficiales… pero que tampoco serán definitivos.

DEFINITIVO… Es inevitable que haya impugnaciones; algunos tratarán de anular alguna casilla, algún distrito e incluso podrían pretender la anulación de toda la elección. Se denunciará a algunos candidatos y se pedirán sanciones, que en caso de proceder cambiarían los resultados; todo esto en manos de los tribunales, que, ahora sí, dirán la última palabra.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios