La Cachimba por El Iluminado

RESULTADOS… Sin mayores contratiempos, tras los reclamos de rigor por algún error en un acta o algún numero ilegible o mal escrito, transcurrió el cómputo de los votos en los distritos locales y finalmente se confirmaron los datos que ya se conocían a través del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP).

MAYORÍA… Una vez realizado el cómputo se entregaron las constancias de mayoría a los ganadores con lo cual adquieren el estatus de diputados electos; aunque aún falta la última palabra que será dada por los tribunales cuando se agoten todos los procedimientos y recursos legales.

PLURINOMINALES… Una vez que se ha definido el número de votos que obtuvo cada partido, sigue aplicar la fórmula que marca la ley para la distribución de las diputaciones de representación proporcional; distribución que también está sujeta a que alguno de los partidos se inconforme e impugne. Finalmente también en esto será el tribunal el que determine cómo quedará conformada la próxima legislatura local.

IRREVERSIBLES… Sin embargo, hay una opinión casi unánime entre abogados, politólogos, asesores de campañas y políticos, en el sentido de que los resultados tal como se conocen muy difícilmente serían modificados; la diferencia en el número de votos en la mayoría de los casos es contundente y de los señalamientos sobre supuestas irregularidades no hay ninguna prueba.

DIGNIDAD… Quienes dieron una buena contienda, quienes hicieron un papel decoroso en las campañas y perdieron, han aceptado los resultados y han asumido sus derrotas con dignidad; pero siempre hay alguno que busca pretextos y a quien culpar de su fracaso. No se dan cuanta que si la gente no los veía bien, ahora se ven peor con berrinches y pataletas.

EXCUSAS… Quienes rechazan la realidad no aceptarán que hicieron una mala campaña, que tuvieron un mal candidato, o que no convencieron a nadie; menos aceptarán que la gente los rechaza y, prefieren decir que hubo trampa y que la gente si votó por ellos, que los ciudadanos los adoran, pero que son víctimas de fraude. El recurso fácil de quienes quieren justificar su fracaso y sus errores ante su propio partido.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios