La Cachimba por El Iluminado

TRABAJO… El empleo sigue siendo uno de los principales retos de los gobiernos en el país, desde luego incluye nuestro estado. Entre las diferentes necesidades y demandas de la población, destaca la necesidad de ingresos para las familias y las condiciones actuales distan mucho de ser las óptimas.

DEMANDA… La reducción del empleo formal desde el inicio de la crisis sanitaria y económica, golpea a un gran sector de la población que se encuentra fuera del mercado de trabajo y busca cómo reincorporarse. Además, habrá que sumar a los que cada año intentan incorporarse a la fuerza laboral y demandan trabajo.

LENTO… Los empleos perdidos por el cierre de las empresas y negocios se están recuperando de una manera lenta, sin embargo, es aún incierto si se logra en el año recuperar el total de empleos perdidos e iniciar un crecimiento. Por lo pronto, durante el bimestre de abril-mayo la generación de empleo formal en el país fue sustancialmente menor a la del primer trimestre del año.

RECUPERACIÓN… El avance en la vacunación y evitar los contagios, pues la pandemia persiste, permitirá un mayor aceleramiento en la recuperación del empleo, en el último corte de información, se habían aplicado 37.8 millones de dosis en el país en 26.4 millones de personas, pero sólo 15.2 millones cuentan con esquema completo de vacunación. El avance lento en el proceso de vacunación dificultará la recuperación laboral.

IGUALITARIO… En el Congreso del estado se aprobó en comisiones la iniciativa que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, luego de varios años de estar guardada en la congeladora; sin embargo, falta que ese dictamen pase al pleno lo cual muy probablemente no ocurrirá en lo que resta de la actual legislatura; les quedan dos meses y medio de seguir cobrando, pero no como para convocar a un periodo extraordinario de dos o tres sesiones, y votar algo que ya está dictaminado.

OPUESTOS… Y no es para menos, tan solo ayer se vio una muestra de lo encontradas que pueden estar las opiniones más radicales. Ahí en el Congreso estuvieron por un lado activistas que defienden el derecho que ya les ha reconocido el derecho internacional, los derechos humanos y la Suprema Corte de Justicia; pero también estaban los “defensores de la vida” o antiderechos, que se oponen a ese matrimonio.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios