La carrucha

Resplandor entre rejas LXIV

-¿Cómo andas, cómo te sientes? * Yo me siento entre mal y bien. – Entre mal y bien ¿Por qué? * Por mi Jefa y mis carnales… Por si verdad… Sí me agüito por mi Jefa.

– Acabas de llegar aquí al CERTMI ¿Cuántos días tienes? * Tengo cuatro días. – ¿Por qué te trajeron? * Por robo de una pila y varias cosillas que me achacaron, que no es cierto verdad; nomas la carrucha no le digo porque es mía. Pero haga de cuenta que la carrucha… La carrucha que también dicen que es robada según y no es cierto verdad.

– ¿De dónde eres? * Soy de Tepehuanes, Durango. – ¿Cuántos años tienes? * Tengo 16 años,  voy para los 17 en febrero. – ¿Qué día? * 27 de febrero. – El 27de febrero cumples 17 años ¿A qué te dedicabas allá afuera? * Me dedicaba a arreglar celulares y ayudarle a mi Jefe. A trabajar ahí en la obra… Ayudar a mi tío y todo eso.

– ¿Te drogabas, fumabas, tomabas? * Pues sí, sí le hacía a la mota nomas, pero no diario, nomas una baisa y tan tan, se acabó.

– ¿Cada cuándo te drogabas? * Cada tres días o cuando arreglaba celulares para engranarme y salir más rápido; sacar el celular más rápido verdad, arreglarlo más bien.

– ¿Por  qué empiezas a drogarte? * Porque… Para olvidar algo del pasado que no me cuadró. – Me puedes platicar qué querías olvidar. * Sí, pues sí. – Platícame.

* Es que hace dos años me trajeron aquí por una cosa que no cometí, fue una injusticia que no fue cierta… – O sea ¿Ya es la segunda vez que estas aquí? * Sí y yo pague por ese daño que no cometí en dos años y medio. – ¿O sea, estuviste dos años y medio aquí? * No, no, o sea, hace dos años y medio salí y ahora caí por el robo de la pila y la carrucha según y un fierro viejo. Dicen que me dan veinte días para arreglar, para la audiencia según “ora” iba a salir y que no.

– ¿Por qué no? * Porque dijeron que me había robado eso y más cosas y cosillas leves como fierro viejo y eso. Yo digo esta bueno no, ni modo.

– Tú mama ahora qué… Con quién vivías; dónde están tu mamá, tu papá, tus hermanos. * Pues sí con la familia ahí en Tepehuanes. – Y ahora ellos qué dicen. * Mi mamá me dice que me porte bien aquí verdad, que aguante vara, que ya no queda de otra.

– ¿Tu papá? * Mi papá está trabajando aquí en Paseo Durango y se llama José (N). – ¿Y te han venido a ver? * Mi pa´ no, mi ma´ sí. Ahora en la tarde que tuve la audiencia vino; según yo pues… No estaba cantando victoria tampoco verdad la neta, pero pues ni modo, me tocó esta y hay que aguantar vara.

– ¿Y si la vas a aguantar? * Sí, por qué no verdad. Así es. – Y cómo te sientes, te veo, no sé si agüitado. Platícame un poquito. *  No sé ¿Como triste verdad? – ¿Por qué? * Por esto que está pasando.

– ¿Cuántos hermanos tienes? * Dos. Una hermana y un hermano. – Más chicos o más grandes. * Sí más chicos. Mi hermana tiene 14 años y mi carnalillo tiene 11 años.

– En tu casa había problemas o por qué piensas tú en meterte a fumar la marihuana que te fumabas. * Sí, sí había problemillas pero… O sea que veía como peleaban mi Jefe y mi Jefa. –  ¿Peleaban mucho? * Sí. Peleaban mucho, pero ya casi no. Parece que  ya se compusieron, ya no pelean, ya todo bien.

– ¿Esperas salir pronto, crees que puedas salir pronto? * Pu´s la verdad no sé que sea… Lo que Dios quiera ¿No?

– Si sales, ¿Qué va a pasar? * Pues si salgo ya me voy a portar bien verdad y todo eso. Y me voy a poner a trabajar bien.

– ¿Por qué lloras? * Pues nomas. – Te arrepientes de lo que hiciste… * Sí pues la neta sí verdad, por qué no.

– Hace rato, antes de empezar a platicar me decías que por andar con la droga, fue lo que te orilló a robar. * Sí.

– ¿Has buscado ayuda por si quisieras dejar de drogarte? * Sí, la verdad sí. Pues sí, sí, sí ocuparía yo.

– Tienes algo que decirles a tus papás por todo lo que estás pasando; algo qué reclamarles quizás. * No pues no, nada más que se cuiden bien y todo eso, nomás.

-Gracias.

* Eso es todo.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios