La deuda de la sociedad con las personas con discapacidad

El pasado viernes se conmemoró el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, motivo por el cual se realizaron varios eventos y acciones alusivas a la fecha, aunque -como suele suceder- después todo va a continuar igual a lo largo de todo el año, demandas, sugerencias, peticiones y promesas sin cumplir, por lo que el avance para ofrecer mejores condiciones de vida a las personas de este vulnerable sector de la sociedad seguramente tendrá que esperar.

En esta ocasión, de nueva cuenta, un empresario del ramo de los implementos médicos, colocó algunas andaderas y sillas de ruedas en los cajones de estacionamiento de la plaza Cuarto Centenario, todas con los letreros que las personas sin ningun tipo de discapacidad -solo el mental- suelen dejar en sus autos una vez que ocupan los cajones “azules” ex profesos para los vehículos de personas con alguna discapacidad, “no me tardo”, “son solo cinco minutos”, “ahorita vuelvo”, “es rápido” y algunas otras frases mediante las cuales quieren justificar su falta de respeto, su irresponsabilidad y hasta su… flojera, para buscar un estacionamiento libre, por lejano que esté.

Aunque además de que no se respetan los cajones de estacionamiento, no solo en las calles, sino en las tiendas de conveniencia y de autoservicio, Durango es una ciudad en la que existen múltiples obstáculos en sus calles para las personas con alguna discapacidad, postes, paraderos de autobuses, macetones, luminarias, todo tipo de bases, banquetas en pésimo estado y  rampas de acceso las que lamentablemente no cumplen con las medidas, peralte ni requerimiento adecuado, por lo que en lugar de ser una ayuda, son un verdadero peligro, no solo para los discapacitados, sino para la ciudadanía en general.

Se estima que en este país, aproximadamente el 10 por ciento de sus habitantes viven con alguna discapacidad, sector para el cual las oportunidades de educación, de empleo, de salud y de empleo, son mínimas, a pesar de que la cifra es bastante representativa, por lo que definitivamente hay mucho que hacer para apoyar a este sector de la sociedad, según las opiniones que externaron diversos lideres y dirigentes de grupos de personas con alguna discapacidad este pasado tres de diciembre, el avance y las oportunidades son mínimas, tristemente solo en fechas como esta, se habla de la discapacidad, mientras que durante el resto del año, hasta se trata de ocultar, cuando es necesario darles el lugar que les corresponde en la sociedad, ofrecerles espacios, infraestructura, transporte y todo lo que requieran para estudiar, convivir, desarrollarse, trabajar y demás actividades.

Algo más…

El día de ayer por la tarde se conoció la lamentable noticia sobre el trágico accidente automovilístico ocurrido en una ciudad de Colombia, en donde pereció un hijo del ex gobernador Jorge Herrera Caldera, joven sacerdote que se había ordenado hace solamente un año. Desde este espacio, mis condolencias en este momento tan difícil para la familia de Jorge Herrera Caldera y el deseo de una pronta resignación por el fallecimiento de Jorge de Jesús Herrera Álvarez Del Castillo. Descanse en paz.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios