Los mensajes de Esteban

Por enésima semana consecutiva, Esteban Villegas Villarreal, viene marcando la agenda política de la entidad. Lo ha venido haciendo tocando los temas de coyuntura o haciendo anuncios relevantes desde su posición de líder del Congreso.

En esta ocasión, supo aprovechar la visita del presidente de la República a Tamazula, Durango, para posicionarse a través del envío de mensajes cifrados. Veamos cuáles son:

1. Chaleco guinda. El presidente de la Junta de Coordinación Política vienen usando este color en su vestimenta no necesariamente por quedar bien con la comunidad técnica, sino porque es el color del partido de AMLO. Esteban no ha dejado de tener un pie en la 4T, por ello es su ascendencia con Sandra Amaya y Gerardo Villarreal, quienes hoy andan plantando árboles con el pretexto de una apuesta del Súper Tazón. No olvidemos que en política todo comunica.

2. El abrazo de Tamazula. Recordemos que Esteban estuvo a punto de ser candidato a senador por Morena, pero detectó a tiempo las travesuras de Gonzalo. Sin embargo, eso le valió para ser perfectamente ubicado por Andrés Manuel, quien ha llegado a preguntar por él cada que visita Durango, y ese afecto quedó patente con el abrazo que se hizo viral en redes el pasado sábado. 

3. Persistente en la sucesión. Villegas se ha posicionado no solo con abordar los grandes temas de interés para la entidad, sino en ser una especie de puente entre el gobernador y la 4T, como fue el caso del INSABI. Esto lo lleva a generar la percepción de que pudiera ser el abanderado del cuatroteísmo rumbo a la gubernatura, bajo una mega coalición en donde destaquen los partidos de nuevo registro, mas no el tricolor. 

Con estos puntos, se puede apreciar que Esteban es el único político que está haciendo amarres y alianzas; que se ha abierto para hacer crecer su grupo político que no se circunscribe a los actores del PRI sino de otras fuerzas políticas de la entidad; pues cabe hacer notar, que en estos momentos (salvo José Ramón Enríquez) no hay aspirantes que vengan trabajando por la sucesión con un equipo sólido, con vasto capital social y con relaciones políticas que les permitan colocarse en la línea de tiradores para relevar a Rosas Aispuro.

Ahora bien, Esteban tendrá que mantener este ritmo una vez que concluya su labor como presidente de la Junta de Coordinación Política, por lo que tendrá que idear una estrategia para mantenerse vigente de cara a la segunda mitad del año 2020, tiempo que tiene que aprovechar para amarrar ya sea su permanencia en el Congreso que se antoja difícil por su distanciamiento con Benítez o bien, buscar una candidatura a diputado federal. Falta mucho por ver, lo que debe quedar claro es que la sucesión de Aispuro ya cobró forma.

Puedes comentar con Facebook