Menos recursos para Durango… menos empleo

Victor Hernández

Entramos a la segunda semana de febrero y hay dos temas que surgieron la semana pasada y que son necesarios recuperar para evitar que se pierdan en el mar de historias, declaraciones y ocurrencias que a diario eclipsan los verdaderos problemas que siguen obstruyendo el desarrollo de nuestra entidad y continúan sumiendo a miles de jóvenes y familias en la desesperanza y frustración.

1.- El secretario de Desarrollo Económico, Tomás Dávila Flores, proyectó la semana pasada que para este año se prevé la generación de 12 mil fuentes de trabajo para Durango, además de un crecimiento del 1.8 por ciento, metas que considera pueden ser alcanzadas, aunque se necesita la participación del gobierno y la iniciativa privada para ello.

Se sigue apostando a la inversión extranjera, como una opción para generar fuentes de empleo y fortalecer el desarrollo económico de la entidad, por lo que  para marzo próximo se tiene prevista una gira a Toronto, Canadá y Detroit, Estados Unidos. Se busca el acercamiento con empresas de los ramos automotriz, minero y aeronáutico, al tener en cuenta lo que Durango puede ofrecer en temas como seguridad y mano de obra calificada.

— En esta misma ruta de la generación de empleos, datos de IMSS difundidos en El Siglo de Durango, dan a conocer que pese a todo, nuestra entidad reportó algo de crecimiento en la generación de empleos pues se registraron 601 nuevos trabajadores.

El medio informativo señala que Durango cerró el año pasado con una pérdida de poco más de mil empleos anuales es decir, menos empleos registrados ante el IMSS que cuando se inició ese año.

En este 2020 el mes de enero vuelve a iniciar con un repunte o recuperación de 601 fuente laborales registrados ante el Seguro Social, lo que significa un 52.6 por ciento menos a lo generado en enero de 2019. Sin embargo, el mes de enero de este año terminó con una racha de pérdida de empleo que se reflejó durante el mes de diciembre donde, tan solo en ese mes, se perdieron más de cinco mi empleos totales.

De acuerdo a cifras nacionales, Durango requiere la generación anual de 12 mil nuevas fuentes de empleo, un promedio de mil mensuales para poder cubrir la demanda anual de nuevas personas que se suman a la Población Económicamente Activa. 

Ahora bien, la generación de empleos se lleva a cabo por la buena voluntad de los inversionistas pequeños, medianos y grandes que hay en la entidad. Generar fuentes de empleo, no es una obligación constitucional de nadie. A nadie le pueden exigir crear empresas; éstas son el resultado, primero, de la buena voluntad de quienes deciden arriesgar su dinero. Segundo, arriesgan el dinero, los empresarios que así lo deciden luego de analizar el entorno que hay en la ciudad o entidad en la que se encuentran asentados.

Los gobiernos, tanto municipal, estatal o federal, están obligados, no a crear fuentes de empleos, sino a generar el ambiente, la atmósfera propiacia para que los micro, peños, medianos y grandes empresarios decidan arriesgar su capital.

2.- La segunda noticia inreresante que se generó la semana pasada, está estrechamente relacionada con la generación de empleos.

Resulta que de acuerdo con el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la cámara de diputados federal, “Durango es el estado que presentó la mayor caída del periodo (2019) al disminuir sus recursos en 2 mil 287.6 mdp, seguido de Sinaloa…”

De acuerdo con la tasa de crecimiento real del total de gasto federalizado pagado por entidad federativa, a diciembre de 2019, Durango reportó una caida de menos 10.4% en la entrega de recursos o participaciones federales. 

— Ahora bien, si a esta falta de recursos (2 mil 287 millones de pesos), les sumamos los cinco mil millones de pesos que el pueblo de Durango paga anualmente por concepto de educación básica y media básica (mientras que entidades como la Ciudad de México, no pone un centavo para este rubro educativo), hablamos de una falta de recursos para la invesrsión productiva superior a los 7 mil millones de pesos.

Imaginemos por un momento, lo que podríamos hacer, no con 7 mil millones, con 5 mil millones de pesos en obra pública: autopistas, bulevares, construcción y equipamiento de escuelas.

Imaginemos esos 7 mil millones de pesos anualmente circulando en nnuestra economía. Naturalmente que sería otra realidad.

Por ello, estos dos temas: generación de empleo y que el gobernador permanentemente le esté buscando la cara al gobierno federal, para lograr que nos ayuden en pagar la educación (como ya lo están haciendo en Michoacán), y que no nos bajen el presupuesto federal, deberá ser una de las demandas ciudadanas que debemos tener presentes para evitar que nuestra entidad, siga cayendo en su desarrollo y con ello, siga alimentando la desesperanza y la frustración en nuestras familias y en nuestros jóvenes.

Puedes comentar con Facebook