Politicastro

Morena se complica la elección de Coahuila

Por: Carlos Armando Castro

Hay que ser muy ingenuo para ver al ex gobernador José Aispuro como senador de la República por el estado que dejó en bancarrota y lleno de deudas millonarias a proveedores.
Con ese “Borrego” trata de salvar el pellejo y hace su luchita.
Esteban Villegas, a poco más de tres meses de administración sufre en carne propia las consecuencias de un gobierno de corruptos que aún con todo y el apoyo federal no logra estabilizar sus finanzas y hacer frente a los millonarios adeudos.
En la política mexicana, la selección de los aspirantes a cargos populares pasa forzosamente por el escritorio del jefe político en turno.
Las dirigencias nacionales de los partidos, no tienen libertad para imponer candidatos a cargos de elección popular sin tomar en cuenta a los gobernadores.
Antes de seleccionar candidatos hay mesas de negociaciones y el jefe político toma la última decisión.
Aún los pluris llevan la “bendición” del gobernador en turno; sin la venia del mandatario estatal no hay candidatura.
Esteban Villegas, no es ingenuo y sabe que de acceder a “palomear” a Aispuro para cargo alguno estaría firmando su sentencia de muerte por el resto de su sexenio y de pertenecer al mismo clan que tanto mal le hizo a Durango.
Luego de escuchar dicha versión obvio que la información es una forma de distraer a la opinión pública y forzar el borrón y cuenta nueva.
Con una coraza muy abollada el ex mandatario hace su “luchita” y seguramente así seguirá. 
También sabe que con recursos de sobra se compra voluntades, empero aún con eso es imposible borrar el pasado de un estado que está más pobre que nunca y con un exgobernador inmensamente rico pero muy cuestionado despachando en la cámara alta.
De mal en peor
La elección a gobernador de Coahuila y Estado de México pinta mal para el Movimiento de Regeneración Nacional, en ambas entidades pudo más la decisión suprema del inquilino de Palacio Nacional, que el sentir de los electores en ambos estados.
La ruptura de Morena en el vecino estado de Coahuila es más que evidente y no hay cómo parar el enojo de la base que no están de acuerdo con el resultado de la encuesta que dio ganador al senador Armando Guadiana Tijerina, viejo conocido de los duranguenses en su faceta de empresario taurino al lado de Hugo Jaqués Domínguez.
El octogenario senador obedece a la gracia de su padrino, el director de CFE, Manuel Bartlet, con quien lo une lazos comerciales de cientos de millones de pesos como proveedor de carbón industrial para la CFE.
El otro aspirante el ex sub secretario de seguridad pública, Ricardo Mejia Verdeja, sentía que su cercanía con AMLO, le garantizaba que sería elegido y no fue así, la ruptura con Morena, fue de inmediato y ha dado pie a que el resultado electoral no les sea favorable.
La moneda está en el aire pero sin duda que no será fácil la reconciliación.

Puedes comentar con Facebook
Total
6
Shares
Related Posts