Opinión | A pesar de sus problemas hay confianza de empresarios en su gobierno

El pasado miércoles, se llevó a cabo una reunión entre los organismos integrantes del Consejo Coordinador Empresarial, presidido por Miguel Castro Mayagoitia, y el gobernador del estado, José Aispuro Torres, quien se hizo acompañar por sus Secretarios de Desarrollo Económico, Turismo y Obras Públicas, la intención, intercambiar puntos de vista, programas y proyectos al inicio de este 2021, en donde se espera una reactivación económica que permita cambiar las cifras de un 2020 para el olvido, el año de la pandemia como seguramente será recordado a nivel mundial, deja una estela de daños y pérdidas en la mayor parte d ellos sectores productivos, aunque hay que decir que algunos de ellos -por su naturaleza- pudieron adaptarse a la nueva normalidad y sacaron provecho de lo que para muchos, significó perdidas y hasta el cierre de sus negocios.

Sectores como el turismo, cayeron de una manera dramática el año pasado, producto de esto, se pudo conocer en voz del dirigente de la Asociación de Hoteles y Moteles en Durango, Francisco Javier Martínez de León, la disminución de un 70 por ciento en la ocupación de los hoteles en esta capital, después de que en el 2019, gracias a la labor de promoción de los atractivos que ofrece este estado, se tuvieron cifras recordó en cuanto a la ocupación, sin embargo, a partir del mes de marzo de 2020, todo cambió de manera drástica para los hoteleros, a grado tal, que algunos  tuvieron días sin un solo cuarto ocupado, lo que obligó a tres empresarios a cerrar sus negocios, aunque uno de estos ya empezó a prestar servicio de nueva cuenta, hay que recordar que hasta el hotel con mas movimiento y uno de los de mayor tradición como lo es “El Gobernador” tuvo que ajustar su plantilla laboral para poder sobrevivir a esta pandemia.

Y qué decir de las integran es de  la Asociación Mexicana de Mujeres Jefas de Empresa, las cuales cerraron el año con un 30 por ciento menos en cuanto a sus ventas, según lo expuso su dirigente Emily García Montiel, pese a que lograron mantener sus negociaciones abiertas, la situación económica por la que atraviesan es bastante difícil y en caso de que en estos primeros meses no haya una reactivación importante, no descartan el cierre de negocios, lo mismo sucede en la industria restaurantera, la de construcción, en donde 316 empresas afiliadas están a la expectativa de la obra que pueda ofrecer el gobierno del estado.

Sin embargo, y a pesar de las cifras negativas que se dieron a conocer por la mayoría de las cámaras empresariales, hay que decir que predominó el optimismo, a pesar de los recortes presupuestales, los funcionarios del gabinete estatal dieron algunas esperanzas sobre obras que se han prometido para Durango, se habla de proyectos para continuar con el Corredor Económico del Norte, en donde hay interés de una empresa ferroviaria de habilitar el tren Durango-Mazatlán, para lo cual se le debe dar seguimiento a la construcción del famoso “Puerto Seco”, el crecimiento de la red del gas natural y otras inversiones importantes, aunque, como ya se sabe, será decisión del gobierno federal si apoya esta reactivación en Durango, o seguimos como vamos, lo cual sería muy lamentable.

Puedes comentar con Facebook