Opinión | Ahí vamos, entre vericuetos

La vida transcurre hermanada al tiempo, nunca se detienen, los seres humanos en cambio, los consideramos como algo normal ya que estamos inmersos sorteando todo tipo de situaciones, sin embargo, la forma en que las sobrevivimos, son una nueva experiencia y son éstas, las que nos permiten expresar nuestro pensamiento sobre nuestro paso por el mundo.

Así, la reflexión sobre el comportamiento de los políticos, todos por igual, nos deja un amargo sabor de boca ya que muestran el poco conocimiento de los problemas sociales y la realidad en que vivimos, y no atinan cómo comportarse ante los votantes, como tampoco pueden sostener un razonamiento tal que los convenza a votar por ellos, desde el Palacio Nacional se han emitido tantas mentiras y el acoso hacia todos aquellos que no estén de acuerdo a las ideas que desde allí se emiten diariamente, alimentan la controversia en un gran sector de la sociedad y en el otro, el odio se fortalece día con día, todo por mantener en la mente de todos, que su versión de la vida social de los mexicanos es tranquila y feliz, que como sabemos es totalmente falso. Así, no hay forma de tengamos una vida cotidiana armoniosa y mantenernos unidos con un propósito, el bien de todos.

Las cúpulas partidistas ahora más que nunca, muy lejos de estar reconciliadas con la sociedad y sus cuadros que contienden por un puesto de elección popular, no van a encontrarla forma de atraer a la los electores. Regresar a la política el principio de servir a las personas y dignificar la figura del político y del servidor público, pero eso sólo puede ser mediante la ciudadanización de la clase política, si se practica con honestidad, logrando resultados concretos.

El político tradicional, aquel que camina por las calles y las comunidades sólo en temporada electoral y no sabe más que prometer cosas que, de antemano, no va a cumplir, está destinado a fracasar, a seguir acumulando el rechazo y el resentimiento de las personas.

Como podemos observar, hasta ahora los candidatos no aparecen ni para bien, ni para mal, ninguno destaca, ya veremos cómo se van desempeñando y lo que están ofreciendo al elector.

Sobre este tema, el caso que llama la atención es el Salgado Macedonio, precandidato a gobernador de Guerrero, él es sólo una muestra de la decadencia de la política y a él debemos agregar al Tribunal Federal Electoral que evadió su responsabilidad y no cumplió con su deber, ordenado al IFE que de nueva cuenta, que revisara los casos y emitiera su decisión sobre los candidatos de Morena para gobernadores de Michoacán como Guerrero, y se dicen que no están a favor de López Obrador, engaños y más engaños.

El arribo de Iván Gurrola a la Junta de Coordinación Política del Congreso, lo pone en un lugar en donde deberá demostrar de qué está hecho, pero desde ahora advertimos a la sociedad que, con voluntarismo entusiasta, no se logra nada, el reto es sacar el rezago legislativo, donde se encuentran varias iniciativas importantes para los duranguenses.

El trabajo legislativo de los diputados morenistas es mediocre y con pocos resultados, lo único que han mostrado es su actitud belicosa en sus discursos de tribuna o en declaraciones, descalificando las acciones de gobierno, con argumentos débiles, sin sustento. Le deseamos buena suerte, en sus manos está el actuar.

Otro asunto que se espera que en esta semana quede resuelto, es la designación del nuevo Presidente del Tribunal Estatal por el Pleno de Magistrados, donde se perfila Guzmán Benavente, pero debemos esperar tal designación.

Debemos resaltar cómo se desarrolla el programa de vacunación de adultos mayores, el cual avanza sin incidentes mayores, lo comento porque ya lo vivimos mi compañera y el que escribe, habrá que afinar ciertos detalles, confiamos que prevalezca el buen criterio y la gran disposición de todos quienes están participando, ahora sólo nos toca esperar la segunda dosis. El resto de la sociedad, esperará confiada el arribo de nuevos lotes de vacunas. Pero lo que ninguno de nosotros debemos olvidar que debemos cumplir con las medidas sanitarias y esto es para todos, vacunados o no.

Nuevamente el gobernador José Aispuro Torres manifestó con claridad que el regreso a clases no será hasta que los maestros hayan sido vacunados y que las escuelas estén debidamente sanitizadas.

Comentarios: observatorio ciudadano01@gmail.com

Blog: Juan Pablo Arreola Torres

Facebook: Juan Pablo Arreola Torres

Puedes comentar con Facebook