Opinión | Anuario de migración y remesas México 2020 (parte I)

Uno de los problemas socio, político y económicos más preocupantes que se está acelerado a nivel mundial es el Fenómeno de la Migración. Si bien siempre ha existido el desplazamiento de las sociedades, en este tiempo se ha agudizado el flujo de personas entre países no desarrollados y subdesarrollados hacia los países desarrollados. Por tal motivo, se realizarán varias entregas para dar a conocer las cifras y análisis económico de dicho fenómeno con base en el Anuario de migración y remesas México que año con año elaboran conjuntamente la Secretaría de Gobernación, el Consejo Nacional de Población, la Fundación BBVA Bancomer y BBVA Research. En esta ocasión se escribirá con relación al entorno internacional y en las siguientes semanas sobre la migración en nuestro país.

En el siglo XXI la política migratoria encuentra dos anclajes ambivalentes. Por un lado, los países del norte instrumentan medidas de control con un alto contenido selectivo para permitir el ingreso de personas migrantes, reforzando el papel del Estado-Nación en la regulación de los flujos migratorios. Por otra

parte, la Organización de las Naciones Unidas y sus organismos regionales, promueven, entre otros instrumentos, la adopción del Pacto Mundial de Migración, para hacer que en la migración prevalezca en todo momento el respeto y garantía de los derechos humanos, sociales y económicos, así como hacer de esta un proceso seguro, ordenado y regular.

La migración internacional ha ido en ascenso. Entre 2000 y 2019 la población migrante aumentó 98 millones, pasando de 174 a 272 millones, es decir 2.8 y 3.5% de la población mundial, respectivamente. La migración femenina aumentó 23 millones entre 2010 y 2019, y se estimó que hubo 37.9 millones de migrantes menores de 20 años en 2019, ambas poblaciones representan un reto prioritario a nivel global. Europa Oriental y Asia Central (15.8%) así como el Sur de Asia (15.1%) mantienen su liderazgo como regiones de origen de la población migrante internacional. Mientras que como regiones receptoras se hallan Europa de alto ingreso (23.2%) y EE. UU. y Canadá (21.6%). La mayoría de los desplazamientos se observan al interior de las mismas regiones.

La India fue, en 2019, el país con mayor número de emigrantes internacionales (17.5 millones), le sigue en importancia México (11.8), China (10.7) y Rusia (10.5), países que desde 2010 han ocupado las 4 primeras posiciones. En el último bienio India toma la primera posición como país de origen de mujeres emigrantes y mantiene la primera posición que ocupa desde 2010 como país de emigración de hombres. Estados Unidos es el principal país de destino de la población migrante internacional, en 2019 recibió 18.6% del total de migrantes. En las últimas décadas, los principales países de destino de las mujeres fueron 

EE. UU., Alemania y Rusia; en contraparte, las principales naciones de destino

para los hombres fueron EE. UU., Arabia Saudita y Alemania, en 2019 el principal destino para mujeres es EE. UU. En relación con los principales corredores migratorios, en dirección Sur-Norte destaca el de México-EE.UU. con 11.5 millones de personas y el de China-EE. UU. con 2.9 millones. En dirección Norte-Norte está el corredor de Corea del Sur-EE. UU. con 1.1 millones. Otros corredores importantes son los de Polonia-Alemania (1.8 millones) Norte-Norte; Siria-Turquía (3.7) Sur- Sur y EE. UU.-México, dirección Norte-Sur (762 mil). La migración neta indica cambios en los patrones migratorios. Según datos de la ONU, en el cuatrienio 2015-2019 India, Bangladesh y China continúan en el estrato más alto de la migración neta negativa, agregándose Venezuela y Siria. Por su parte, Estados Unidos y Alemania son los países con mayor migración neta positiva, es decir, ingresa más población que aquella que emigra.

Entre los países de alto ingreso seleccionados, en Australia y Suiza 30% de su población eran migrantes internacionales en 2019. En Canadá, Suecia y Austria esta proporción rondó en 20%. En el año 1990, en España e Italia la población migrante representó menos del 3% del total, empezó a crecer de manera importante entre 2000 y 2010, y para 2019 esta cifra llegó a 13.1% y 10.4%, respectivamente.

https://www.bbvaresearch.com/

wp-content/uploads/2020/10/

Anuario_Migracion_y_

Remesas_2020.pdf

campillo21@gmail.com

@ccampillo21 en twitter

Puedes comentar con Facebook
Anuncios