Opinión | Arrecia la postura del gobierno de la 4T contra adversarios

Ante la llegada de Otniel a dirigencia de Morena, Gonzalo saca sus “fierros”

El mensaje del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, es claro: 

No permitir que sus adversarios le arrebaten el poder. El mandatario utilizará todo lo que esté su alcance para que San Lázaro, siga siendo de su partido Morena, y con mayoría continuar con el proyecto de la 4T.

Por principio la amenaza de desaparecer los organismos autónomos, como el INE, y el tribunal federal electoral; las críticas feroces a medios de comunicación y periodistas, son tema diario en las conferencias diarias en Palacio Nacional.

El caso de magistrados y jueces que simplemente  cumplan con la ley son catalogados aliados del conservadurismo y enemigos de su administración.

De aquí al día de la elección la estrategia de López Obrador continuará pues son estrategias para apuntalar las candidaturas de políticos morenistas será endurecer su discurso y sus actos.

La ira del presidente se desborda cuando dan  situaciones que no sean de acuerdo a su política de gobierno.

El quitar el fuero al gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier Cabeza de Vaca, se inscribe en esa línea; no hay otra.

Todo el peso de la ley a sus adversarios a quienes llama conservadores y dejar que pasen casos de corrupción a ojos vista la cual se comprometió a castigar.

Hay casos de corrupción e inoperancia como el director de Pemex y el más corrupto de todos, Manuel Bartlett, sin que se les toque un pelo. El asunto de la prima Felipa Obrador, fue archivado y nada se hizo.

El caso de Félix Salgado Macedonio, acusado de violación es otro caso en el cual para el jefe del ejecutivo federal el cumplimiento de la ley es lo que menos importa y  lo defendió a toda costa hasta que el INE, hizo lo que tenía que hacer y le retiró la candidatura.

El otro caso, el Diputado violador, Saúl Huerta, siembra la duda si se ara justicia o por ser

de Morena, se abre la puerta giratoria para que no pise la cárcel sea absuelto.

El desafuero del gobernador tamaulipeco es una clara advertencia para los gobernadores adversarios, quienes habrán de bajar ímpetu de sus demandas pues no querrán correr riesgos pues las cosas se han puesto color de hormiga.

Con un proceso el electoral en puerta el grado de polarización social, el creciente número de homicidios; la pésima estrategia en contra de la emergencia sanitaria, que a dejado más de 256, mil muertos, son temas que habrán de tomarse en cuenta en el momento de que los ciudadanos emitan su voto.

Cambio de rumbo de estrategia de Morena rumbo al proceso electoral, no será cosa fácil para el nuevo delegado de Morena, Otniel García, quien primeramente tendrá que enfrentar los “demonios”, internos de su partido lo cual se ve muy difícil.

El primero en sacar sus fierros y dar la pelea es Gonzalo Yáñez, quien todo el tiempo se ha ostentado como el principal estratega.

Lo que queda de la corriente de Rosendo Salgado, también se ara presente y no será cosa fácil.

Correo electrónico:

vista_politicastro@yahoo.con.mx

Puedes comentar con Facebook