Opinión | Asignación de diputaciones pluris aclara el panorama para partidos

Con la “corazonada” a cuestas de que no les iba a dar para obtener una diputación plurinominal, el partido del Trabajo organizó una caravana mañanera ayer domingo, previo a la sesión en la que se asignaron los espacios de representación proporcional, en la que, a final de cuentas no les tocó ni “reintegro” a los petistas, por fortuna, la maestra Mary Páez y sus “huestes” tomaron por el lado amable la resolución del IEPC, y a pesar de su molestia, optaron por retirarse de manera tranquila, a la espera de la impugnación que presentaron y que resolverá si los aurigranas se hacen merecedores de una diputación mas en el Congreso del Estado, algo que se ve muy difícil, una vez que se conocieron las cifras de la votación del pasado seis de junio en esta entidad.

Y como dicen los cronistas deportivos, “al final solo queda la frialdad de los números”, en esta elección  fueron 103 mil 211 votos para Acción Nacional, 133 mil 160 para el Revolucionario Institucional, 12 mil 477 para el partido del Sol Azteca, para el PT 17 mil 660, 38 mil 982 para el Verde Ecologista, 24 mil 587 para Movimiento Ciudadano, tres mil 546 para el Partido Duranguense, para Morena 181 mil 427, Encuentro Solidario con 9 mil 094, Redes Sociales Progresistas 20 mil 999 y Fuerza por Mexico siete mil 685.

Desde el inicio de la contienda, “la carrera parejera” estaba decretada entre los candidatos de la alianza “Va por México” y por la de Morena-PT, con algunos “ilusos” que pensaron obtener la simpatía de la gente con sus ocurrencias, al final de cuentas, todo se reflejó en las cifras, votaciones muy por debajo de lo esperado, a pesar del ruido que hacían en las redes sociales y en los medios de comunicación que de manera “desinteresada” los invitaban a sus diferentes espacios informativos con la intención de que la gente los conociera.

En nada quedaron los “Danielos” los “Shinobis”, los “Vivancos”, el “anti candidato”, los hermanos Rosales Badillo, Juan Cruz, Toño Mier, Primitivo, Lichita, y otros más que aparecían cotidianamente en los noticieros informativos de los canales, a final de cuentas, los plurinominales se repartieron solo entre PAN, PRI y Morena, y por un milagro, el partido Verde Ecologista de México, que continuará teniendo presencia en la Sexagésima Novena Legislatura a través de María de los Ángeles Rojas Rivera,  los demás son: por Acción Nacional Verónica Pérez Herrera y Fernando Rocha Amaro, por el Revolucionario Institucional, Alicia Gamboa, Luis Enrique Benítez y Sugey Torres y finalmente, por Morena Sandra Amaya, Marisol Carrillo, Cristian Alan Jean Esparza y Bernabé Aguilar Carrillo.

Y a pesar de la alta promoción, resulta que ni el PRD, ni el partido Duranguense, ni encuentro Solidario ni Fuerza por Mexico alcanzaron la el tres por ciento de la votación válida emitida, lo que les significa perder su registro y al del Sol Azteca, dejar de recibir sus prerrogativas por un año, y sin lugar a dudas, el gran perdedor de esta elección fue Movimiento Ciudadano, a pesar del capital político prometido por Oscar García Barrón, se  quedan sin absolutamente nada, y sin la esperanza de una candidatura para el profe, que sigue con su ilusión de ser gobernador del estado.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios