Opinión | Beneficiarios de programas sociales, le salieron debiendo a Morena

Víctor R. Hernández

Tras los resultados del pasado 5 de junio, en las seis entidades en donde se renovó al poder ejecutivo y ayuntamientos, hay una importante cantidad de voces que sostienen la imposibilidad de que con esos resultados (Morena ganó cuatro de las seis gubernaturas), la oposición al partido gobernante en nuestro país, de disputar con seriedad la presidencia de la República en 2024.

Una vez más señalamos que el Caso Durango, como modelo de resistencia a la política clientela de la 4T, es hoy por hoy, el mejor ejemplo de cómo la oposición puede organizarse, desde lo local a lo nacional, para hacer frente a una elección de Estado en 2024.

La investigación de Ulises Beltrán que la revista mensual Nexos, que dirige el politólogo y escritor Héctor Aguilar Camín, bajo el título: “Votación y programas sociales: una primera aproximación”, viene apoyar la tesis que cuando a la ciudadanía se le pone enfrente una verdadera causa, en la que todos nos vemos involucrados, va por ella y supera todo tipo de presiones, para alcanzarla.

¿Qué se requiere? Entender, primero, que la sociedad, más allá de los partidos, está movilizada contra los desastrosos resultados del actual gobierno federal; está en resistencia permanente.

Segundo, adoptar la serie de acuerdos que se tomaron en Durango para sacar a un candidato sólido, bien conectado con la ciudadanía y con una estructura territorial construida con muchos meses de anticipación.

Tercero, construir la narrativa esperanzadora que alimente la causa que hoy mantiene en resistencia a los mexicanos.

Ahora bien ¿qué encontró la investigación de campo que realizó la empresa de Ulises Beltrán, el 5 de junio? A continuación reproducimos parte de este trabajo.

Desde hace varias administraciones los distintos gobiernos han implementado programas de asistencia social. La presente administración agrupó sus programas de asistencia en seis principales: Pensión para el Beneficio de los Adultos Mayores, Producción para el Bienestar, Bienestar de los Hijos de Madres Trabajadoras, Becas para el Bienestar Benito Juárez para Estudiantes, Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro.

En esta breve nota, pretendo explorar la posible asociación entre recibir estos beneficios y sus preferencias electorales en la pasada elección en el estado de Durango.

En la elección del pasado 5 de julio, BGC, Ulises Beltrán y Asocs., S. C. levantó una encuesta a la salida en 60 secciones electorales en el estado de Durango, en la que entrevistó a 2800 votantes a lo largo de la jornada electoral.

Además de pedir a los entrevistados que indicaran de manera anónima por quién votaron, usando para ello una boleta de muestra, en el cuestionario introdujimos la pregunta “¿Usted o alguien de su familia es beneficiario de alguno de los programas que aparecen en esta tarjeta?” (la tarjeta mostraba los seis programas mencionados). A quienes dijeron que sí les pedimos que nos señalaran cuáles.

En la primera pregunta, al beneficiario de algún programa se le pregunta por su preferencia electoral agrupada en dos categorías: votó por la candidata de Morena, PV, y RSP, Marina Vitela o por cualquiera de los otros dos candidatos, Esteban Villegas o Patricia Flores. La conclusión es clara: ser beneficiario de algún programa está asociado con un mayor porcentaje de preferencias por la candidata de la alianza morenista: 48 % y 34 %, respectivamente.

Cabe destacar que esta relación entre las políticas sociales y las preferencias electorales no “beneficia” exclusivamente al partido en el poder, en este caso Morena. De hecho, las preferencias electorales se dividen casi por mitades entre la candidata de Morena y los otros candidatos.

Otro dato interesante es el que el único conjunto de beneficiarios en el que el porcentaje de votantes de la candidata de Morena es ligeramente mayor al de los votantes del candidato del PAN-PRI-PRD es en el de adultos mayores. De hecho, también llama la atención que, de los beneficiarios del otro programa de cierta relevancia cuantitativa, el de becas, es mayoritaria la proporción de beneficiarios que no votó por la candidata de Morena.

La conclusión es clara: la pensión de adultos mayores es la que está asociada con una mayor ventaja marginal de Morena, de ocho puntos con respecto a quienes no votaron por su candidata. El que sigue en importancia, el de las becas Benito Juárez, le dio por igual a votantes de uno que otro candidato.

Sin duda esta es una aproximación limitada al asunto de la influencia electoral de los programas sociales, pero espero que por lo menos aporte algo de información objetiva sobre el tema, precisa el investigador Ulises Beltrán.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios