Opinión | Censo Población y Vivienda 2020. Durango (Segunda parte)

Esta semana se publicaron los resultados del Censo de Población y Vivienda 2020 por parte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), sin duda es la principal herramienta estadística para tener un mayor conocimiento de los cambios sociodemográficos que están sucediendo en México. El analizar con detenimiento todo el contenido llevará muchas semanas pero es necesario presentar cuando los tiempos lo permitan los aspectos más relevantes relacionados con la economía. Sin embargo es necesario una presentación general del panorama sociodemográfico de Durango, por lo cual en esta y la siguiente semana se presentará un primer acercamiento con cifras generales sobre la población total, densidad de población, municipios más poblados, vivienda, disponibilidad de bienes y servicios y tecnologías de la información y comunicación, etnicidad, discapacidad, migración, fecundidad y mortalidad, características económicas (población económicamente activa y no activa), características educativas (nivel de escolaridad y alfabetismo y asistencia escolar), afiliación a servicios de salud y situación conyugal.

En lo que se refiere a las características económicas, el 57.8% de la población total se considera como Población Económicamente Activa (la definición de PEA es toda aquella que está en etapa de vida laborable o productiva, para el Censo 2020 se considera de 12 años en adelante), de los cuales el 38.5% son mujeres y el 61.5% son hombres. En cuanto al porcentaje de la PEA ocupada, el promedio es del 97.3%, lo cual indica que la tasa de desempleo en la entidad es del 2.7% (es necesario aclarar que se considera como persona desempleada aquella persona en edad de trabajar que se encuentra buscando trabajo, es decir, no se considera como desempleo a aquella persona en edad laboral que no está buscando empleo); segregando por sexo, el 98.3% de la PEA son mujeres y el 96.7% son hombres. Por su parte, la Población Económicamente No Activa es del 41.9% (la suma de la PEA 57.8% y la PNEA 41.9% no es del 100% dado que existe un 0.3% que no especificó su condición de actividad), de los cuales el 33.3% son estudiantes, el 44.2% personas dedicadas a los quehaceres del hogar, el 9.4% Pensionados o jubilados, el 3.7% Personas con alguna limitación física o mental que les impide trabajar y el 9.4% Personas en otras actividades no económicas.

En cuanto a las características educativas la población según su nivel de escolaridad es de 2.9% sin escolaridad, el 54.7% cuenta con educación básica, el 22.7% con nivel medio superior, el 19.6% tiene nivel superior y el 0.2% no especificado. La tasa de alfabetización en el rango de 15 a 24 años es del 98.9%, mientras que de 25 años en adelante, la tasa disminuye a 96.5%. En una lectura rápida pareciera que en materia educativa los resultados son positivos pero es necesario recordar que una de las principales demandas del movimiento armado de 1910 fue la alfabetización de toda la población y el resultado es que un siglo y una década después no se ha podido lograr ese objetivo básico y fundamental para el desarrollo de cualquier sociedad.

En lo que se refiere a los servicios de salud se muestra que solamente el 74.6% de la población está afiliada a un esquema de salud, lo cual indica que la cuarta parte de la población en Durango no cuenta con acceso al sistema de salubridad lo cual es una tragedia. El desglose por indica que del 74.6% con acceso, el 54.5% cuenta con IMSS, el 29.6% con INSABI, el 14.1% con ISSSTE, el 1.2% con IMSS Bienestar, el 0.6% PEMEX, Defensa o Marina, el 1.2% Institución Privada y el 0.4% otra institución.

Por último, en lo que se refiere a la situación conyugal, el 35.4% están casados, el 34% son solteros, mientras que el 18.1% se encuentran en unión libre, el 4.9% está separada, el 2.5% divorciada y el 5% viuda.

Puedes comentar con Facebook