Opinión | Chihuahua y Guerrero. Las bases contra las nomenclaturas

Pues vaya chismarajos en los partidos, desde la derecha en donde mandan la nobleza partidaria, hasta los que irrumpen en el escenario político con banderas democráticas y de defensa de la equidad de género, como Morena.

Hubo gozo de millones de ciudadanas y ciudadanos (diría Vicente Fox), porque la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena, había decidido sacar del proceso electoral para la gubernatura del estado de Guerreo a Félix Salgado Macedonio, acusado de violaciones contra mujeres.

Se decía que se repondría el proceso de elección para la candidatura. El júbilo se expresó en todo el país, había triunfado el movimiento de las mujeres y millones de simpatizantes con ellas. Ahora esta situación se complica: sucede que la Comisión de Honestidad no impide que Salgado vuelva a figurar como aspirante a la candidatura, porque según ellos, considera infundadas las denuncias contra Salgado, por lo que no pierde sus derechos. Esta comisión se asume como fiscalía.

No hay una resolución en contra de Salgado como violador de una menor, dice la Comisión de Honestidad, lo cual nos parece una estupidez, hay mil maniobras para impedir que una acusación tenga procedencia en los tribunales, desde la amenaza, la corrupción, el chantaje, el compadrazgo y otras maniobras, que sospechamos. haya utilizado Salgado Macedonio.

Es claro que el presidente López Obrador (Amlo) quiere que Salgado sea el candidato, lo mismo que Mario Delgado presidente Nacional de Morena, es parte de esas posiciones muy desafortunadas que suele tener Amlo. 

El periódico español “El país”, afirma que el 74% de los mexicanos considera que el presidente debería oponerse a la candidatura. Siete de cada diez votantes de Morena en Guerrero, rechazan la candidatura de Salgado, un 41% esta porque el presidente López Obrador retire el apoyo a Macedonio y solo el 5% en el país, aprueba el respaldo de Amlo a Salgado Macedonio, según la encuesta realizada por SIMO Consulting realizada para el País.

La reacción de Salgado Macedonio ante la posibilidad de que vuelva a figurar como candidato fue francamente grosera, dijo: “adelante compañeras, hay toro para rato”, quizá tenga razón, su nivel es mas de un animal que de un luchador social, comprometido con la transparencia y el respeto a las mujeres.

En chihuahua las cosas se ponen interesantes: El PAN, realizó una encuesta para elegir su candidato al gobierno, sin duda, Gustavo Madero, era el candidato de la nomenclatura panista en el poder, ni duda cabe que el actual gobernador Javier Corral operó a favor de Madero, la aristocracia panista estaba segura del triunfo en la encuesta de uno de sangre azul.

Sabían que competiría con la alcaldesa de Chihuahua con licencia, Eugenia (Marú) Campos. Para debilitarla, Javier Corral, la acusó de ser parte de la red de corrupción del ex gobernador Javier Duarte. Pero no les resultó la jugada y Gustavo Madero quedó fuera de la candidatura ante la el triunfo avasallador de Maru Campos.

Esto puede significar el declive del PAN en Chihuahua, lo cual parece que poco le importa a la aristocracia panista, que prefieren perder, a ser doblegados por la base panista carente de pedigrí. 

Tanto el caso de Guerreo, como el de Chihuahua, reflejan el empoderamiento de las bases contra las nomenclaturas, lo cual es un fenómeno interesante que no hay que perder de vista. O no.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios