Opinión | Cómo frenar el contagio y los líos en Morena…

Son muchas las voces de los especialistas que han manifestado al gobierno que preside López Obrador, que su estrategia para combatir los contagios del Covid-19 es errónea.

Es la misma que ahora mantiene al país en zozobra pues unas semanas un semáforo está en amarillo en unas entidades y en otras se mantiene en naranja a punto de pasar al rojo, cuando a las pocas semanas todo el país está en rojo, poco a poco hubo éxito en algunas zonas y se fueron recobrando las regiones amarillas y ahora, estamos de nueva cuenta en la misma situación o peor, en algunas partes; la estrategia general muestra su total fracaso y claro.

Se culpa a la sociedad, cuando el gobierno de López Obrador, se resiste a reconocer sus errores y efectuar los cambios necesarios, qué fue lo que falló, la estrategia o la sociedad, es indudable que las dos, pero sin embargo, la estrategia tiene más carga de responsabilidad.

Que la sociedad no haya sabido sostener el cumplimiento de las medidas sanitarias, después de que ya habíamos calificado para estar en semáforo amarillo a un paso de llegar al verde, quizás, se debió al cansancio y hartazgo que ocasionó el largo periodo de reclusión.

El caso es que la deficiente estrategia no incluyó nunca las pruebas masivas, pretextando la carencia de recursos y la fobia de López Obrador a endeudarse.

La falta de recursos impidió a Durango que se efectuara un seguimiento riguroso de a los contagiados o acordonar las colonias detectadas como foco rojo en contagios.       

La contención de la pandemia en Asia y Oceanía demuestra que es posible mantener bajos los números de contagios, a pesar de que aún no existe un protocolo de vacunación, y cuando la sociedad se compromete a mantener el distanciamiento social, las medidas de higiene constantes y a ser más rigurosos para no asistir a reuniones privadas ni ponerse en riesgo en lugares públicos.

México se enfrenta a un momento complejo, cuando el número de casos positivos comienza a aumentar de nuevo y no se puede dar el lujo de volver a frenar la economía del país. La desigualdad y la pobreza de los países latinoamericanos aumentan la dificultad para contener esta pandemia que parece no tener fin.

Durango debe emprender una gran campaña de concientización que llame a unirnos al gobierno de Aispuro Torres y comprometernos a dar cumplimiento a las medidas sanitarias que todos debemos cumplir, efectuar reuniones en solidaridad al cumplimiento de las mismas, organizar brigadas de voluntarios sanos para que visiten las colonias en donde se sabe, se abstienen de cumplir con las medidas sanitarias y efectuar pláticas que permitan entender la gravedad del contagio, tanto para la familia y también, convertirse en un foco de nuevos contagios para el resto de sus  seres queridos, igualmente, una detallada explicación de que efectuar fiestas familiares o entre amigos, resulta peligrosa para todos pues con una persona propensa bastará para contagiarse todos.

El estudio elaborado por los exsecretarios de Salud esta compilado en un libro titulado: La Gestión de la Pandemia en México, Análisis y Recomendaciones Urgentes, el cual no es nada ocioso para Durango, se le dé una nueva lectura.

En cuanto al lío de Morena, ya poco se puede agregar, un día tiene un líder nacional y luego, hacen una reunión nacional y nombran a otro, ahora resulta que la elección de Mario Delgado estuvo plagada de acarreos a su favor, total que siempre han estado en conflicto desde que no tiene a López Obrador, aquí en Durango, de todos los que se dicen son los verdaderos líderes, al final de todos nos se hace uno y si de ellos resulta uno, habrá divisiones y grupos, líos interminables.

Con todo y que la tercera encuesta organizada por el INE favoreció a Mario Delgado para ser el nuevo dirigente nacional, el partido en el Gobierno vive la peor crisis interna desde que hace seis años lo fundara el hoy Presidente Andrés Manuel López Obrador, por lo que, de no superarla, estará en grave riesgo en las elecciones federales y estatales de 2021, aun frente a una debilitada y casi inexistente oposición.

Por lo pronto y después de descalificar ese proceso que tildó de “cochinero” por las irregularidades registradas y desconocer el resultado, Porfirio Muñoz Ledo anunció que solicitará a la titular del Consejo Nacional morenista, Bertha Luján, que convoque a un Congreso interno en el que sean los militantes los que elijan democráticamente a su dirigente.

Comentarios: observatoriociudadano01@gmail.com

Twitter: jparreolatorres

Blog: Juan Pablo Arreola Torres

Facebook. Juan Pablo Arreola Torres

Puedes comentar con Facebook
Anuncios