Opinión | Con transparencia se aclare la situación en la UJED

El tema de la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED) sigue en la polémica. Una vez que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades en la aplicación de los recursos en universidades públicas por más de nueve mil millones de pesos, y, que la universidad de Durango fuera una de las que presentó altos montos sin justificar. 

Las observaciones que hicieron a la administración universitaria de Durango fueron por: 

  1. 1 mil 78 millones para pago de nómina, que no coinciden con los listados.  
  2.  Contratación de personal académico sin tener el perfil requerido. 
  3.  Aplicación de 663 millones de pesos para pago de personal, sin evidencias de que haya relación laboral. 

El tema fue retomado por el H. Congreso del Estado, que, por mayoría de votos, aprobó un punto de acuerdo para que la Contraloría del Estado, rinda un informa sobre lo que sucede en la UJED. 

El Rector Rubén Solís Ríos declara que los más de mil millones son para pago de nómina y son insuficientes, se tiene que completar con recursos aportados por el gobierno del estado. El rector, categórico afirma que no hay desvío de recursos, y que se está trabajando, (día y noche), para aclarar las observaciones. Esto es, se aceptan estas observaciones. 

El gobernador, José Aispuro Torres, afirma también que son cuestiones administrativas, no de recursos no comprobados, y que está seguro que los administradores de la universidad aclararán todo. 

Llama la atención que tanto el gobernador, como el rector, aseguran que no hay desvío de dinero, a la vez, reconocen que se está en proceso de demostrarlo. Surge la pregunta, si no hay irregularidades, porque renunció el contralor de la universidad. 

Po cierto, las declaraciones están orientadas solo al tema económico, nada dicen sobre el posible fraude académico al contratar maestros sin perfil. O, el pago de personal de confianza sin que se demuestra su relación laboral. Dos observaciones que es fundamental se aclaren. Por lo pronto, en la UJED están moviendo mucho las declaraciones del gobernador. 

Al interior de la universidad, los sindicatos académicos y el administrativo no han fijado posición. La Federación Estudiantil, tampoco. Hay quienes piensan que es mejor que no intervengan, para no revolver mas el agua, hay quienes creen qué por ser sectores fundamentales de la universidad, deben emitir una opinión, lo cierto es que hasta hoy, han guardado silencio. 

No se trata de culpar a nadie, tampoco de exonerar, se trata de que se aclaren de la mejor manera las cosas, con transparencia; si resultan responsables, que se sancionen de acuerdo a su responsabilidad, si no hay irregularidad, que regrese la honorabilidad a quienes pudieron haber sido señalados. O no.  

Puedes comentar con Facebook