Opinión | Consecuencias del virus en Durango…

De las últimas víctimas que registra el Covid-19, ha sido Don Pedro Ávila Nevarez, conocido y reconocido por todos los políticos y un amplio sector de la sociedad, de manera particular los más desprotegidos, quienes recurrían a él en busca de apoyo para solucionar sus necesidades.

A lo largo de los años, su labor fue objeto de agradecimiento y gratitud por todos aquellos que recibieron un día su apoyo y la mano tendida para todos, la sociedad pierde un gran gestor social, y consideramos que hasta ahora no hay otro como él, descase en paz y que el Todopoderoso brinde fortaleza a sus familiares.

Con don Pedrito, como se le llamaba de cariño, se va el sueño del ferrocarril a Mazatlán, que durante toda su vida fue su propósito y no había visita presidencial en la que no interviniera para pedir la construcción del tren, propuesta que defendía con diversos argumentos, ojalá su sueño no quede truncado.

Concretándonos en el tema de hoy, las medidas que decretó el gobernador José Aispuro Torres, una semana antes de que las autoridades Sanitarias Federales, establecieran que estaríamos en semáforo rojo hasta el siete de diciembre, incuestionablemente que han dado resultados, no obstante, prevalecen sectores de la sociedad que continúan afectándose y lo que advertimos en ello, es que las autoridades de salud de la entidad, no están haciendo adecuadamente su labor haciendo un estrecho seguimiento de tales zonas o colonias, pues al parecer es en la periferia de la ciudad en donde esto prevalece.

Pero, además, debemos agregar que hay vicio de origen en los registros de los fallecimientos a nivel Federal, si el fallecimiento es de una persona con Diabetes y muere a causa del Covid-19, se registra como una muerte a causa de la diabetes y lo que me han señalado diversas fuentes, es que aquí sucede lo mismo, de tal manera que se desvirtúa cualesquier estudio que se haga sobre las causas y las zonas de mayor contagio, de esta forma, ¿cómo hacer un seguimiento real, para controlar la propagación del virus?

Porque no se entiende, si se observa que  un amplio sector de la sociedad que cumple con las medidas sanitarias e incluso la vigilancia de éstas se efectúa en la periferia del centro de la ciudad, desconocemos cómo se monitorea dicho cumplimiento en las colonias en la periferia de la ciudad, algo no se está haciendo, ya que si el seguimiento fuera efectivo, la ciudad estaría cuando menos en semáforo rojo, una parte y otra en semáforo naranja o incluso verde, a lo que vamos es que se deben encontrar las causas reales de la situación en que nos encontramos, de otra forma, se están dando vueltas y es un círculo vicioso, pero ¿a quién beneficia?

Consideramos que se deben aplicar más pruebas para detectar a las personas infectadas, sobre todo en esa zonas o colonias, pero basados en datos reales, de lo contrario, insistimos, es engañarse, y también es engañar a la sociedad, lo cual, lo sabemos, no es el propósito, pues el Gobernador defiende a capa y espada que su gobierno es transparente, el responsables de tales datos debe llamarse a cuentas, no es posible que todo el esfuerzo se eche la cesto de basura.

El presidente municipal Jorge Salum, destina recursos también para frenar los contagios del virus, y lo felicitamos y se aplaude su interés, sin embargo, no se deben descuidar las tareas básicas del municipio, hay semáforos a los que les falta luminaria, los baches en arterias de circulación amplia persisten, luego por ahí se ven trabajadores tapando baches, pero una brigada es completamente insuficiente, por desgracia, las áreas verdes han sido descuidadas desde la anterior administración y en esta, desconocemos la fobia o porqué le da comezón al responsable de esta tarea, ¡no es dinero perdido, por favor!, es para hermosear la ciudad, ¿no cuenta con vivero el municipio?, es el colmo si también ha sido descuidado y todo con el pretexto de la pandemia, el edil, ofrece y ha dado buenos resultados en ciertas actividades, pero quedan desplazadas al observar que tareas intrínsecas al municipio se descuiden, todo por el cansancio de una persona que prefiere le descanso de su personal por temor a que sea contagiado, pero si se guardan las medidas sanitarias no puede haber contagio y menos cuando son tareas que no requieren la aglomeración o que estén amontonados. Señor Presidente, ¿no había anunciado usted cambios?, ¿habrá una nueva oportunidad, no son muchas?     

Comentarios: obserrvatoriociudadano01@gmail.com

Twitter: jparreolatorres

Blog: Juan Pablo Arreola Torres

Facebook: Juan Pablo Arreola Torres

Puedes comentar con Facebook