Opinión | Crónica de un triunfo inesperado

El denominado círculo rojo no sabía si rezarle un Rosario o darle los santos óleos políticos a Ricardo Fidel Pacheco Rodríguez, por su osadía de postularse como candidato a diputado local por el segundo distrito bajo las tres banderas de la coalición Va por Durango.

Y es que ese mismo club selecto de la clase política local, se encargó de generarle a Pacheco una percepción no ganadora, tenían reportes de enojo social hacia hacia Arturo Yáñez que no cumplió todas sus promesas de campaña y jamás regresó; lo mismo había pasado con Gina Campuzano y por si fuera poco, se enfrentaba a dos candidatos muy maleados como Primitivo Ríos que además de tener la marca Morena a su favor, es el alter ego de Gonzalo Yáñez y por otro lado, Hugo Rosales, que gastaba su fortuna como confeti y le metía mucho ruido a la elección.

Para sorpresa de propios y extraños, Pacheco se fue a vivir al distrito, se le veía caminando desde el amanecer hasta el anochecer. Recorridos casa por casa, visitas domiciliarias, reuniones por Zoom sin aflojar el ritmo y lo llamativo fue que siempre anduvo acompañado de su familia, su esposa Erika Mathey y sus dos hijos no se le despegaron ni un momento, quienes también hicieron clic con el electorado.

También, llamó la atención el respaldo de los empresarios de Durango, tales como Jaime Mijarez, Víctor Armas del Sector Privado Empresarial, el Grupo Rincón, la Onexpo y demás cámaras de la iniciativa privada, quienes le reconocieron su don de gentes para construir la estabilidad laboral en nuestra entidad federativa. Sin lugar a dudas, el apoyo del capital, comunicó positivamente en cuanto a ser un candidato que ofrece certidumbre y no represión.

Otro detalle fue el espaldarazo que le dio Carlos Aceves del Olmo, líder nacional de la CTM, quien vino a Durango para encabezar un acto de apoyo de toda la central obrera a su candidatura. En este evento estuvieron presentes dos líderes de sectores nacionales del PRI, como el obrero en la persona del senador Aceves así como del sector campesino, con la asistencia de Ismael Hernández Deras; sin omitir la asistencia del gobernador Aispuro en un desayuno que tuvieron con los secretarios generales de los sindicatos adheridos a esta confederación. Sin lugar a dudas, este triunfo representa una bocanada de aire puro para la CTM, porque las dos mil familias que viven en en el segundo distrito, fungirán como enlaces de gestión legislativa.

Ricardo Pacheco no cayó en las provocaciones que le lanzaban sus contrincantes, se dedicó a proponer con base a toda su experiencia y conocimiento en la materia parlamentaria; le apostó más al contacto directo que a la propaganda en redes sociales o en cobertura informativa y le funcionó, y así como se reinventó como candidato, todo indica que se renovará como legislador con una agenda parlamentaria de gran calado.

PALABRAS MAYORES

Gustavo Lugo Espinoza se proyecta como potencial aspirante a la Coordinación Estatal de Movimiento Ciudadano luego de que al interior se empieza a exigir la renuncia de Óscar García Barrón.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios