Opinión | “Culpar al pasado… para justificar al presente”

Saludo con afecto a mis fieles televidentes de “España TV”, y lectores de “Victoria de Durango”.

Estamos justamente a tres semanas de la Jornada Electoral del 6 de junio, y la verdad, millones de mexicanos vemos un panorama muy preocupante. No hay resultados positivos en Economía, Salud, Educación y Seguridad, y si a esto le sumamos la gran polarización entre mexicanos, entonces da como resultado  un conflicto de pronósticos reservados. Y es que, por años se ha reiterado el discurso de que todo lo hecho en el pasado no sirve, discurso que miles de compatriotas han querido aceptar sin más ni más.

A continuación, un análisis del México de ayer, con todo lo bueno y todo lo malo.

1. El Gobierno del Presidente Lázaro Cárdenas 1934-1940), creo el Instituto Politécnico Nacional en 1937 para la formación de cuadros técnicos. Logró la Nacionalización de la Industria Petrolera, y creó la Empresa Petróleos Mexicanos, hoy PEMEX la cual está en su etapa de extinción. El radicalismo Cardenista dividió al País. Los Católicos fueron atacados en sus instituciones; había descontento en varios sectores por lo que se consideraba el Gobierno Socializante y colectivista, especialmente en la educación y en el reparto de tierras.

2. Manuel Ávila Camacho (1940-1946), dio continuidad respecto al desarrollo económico. Creó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Disminuyó el gasto militar, hizo grandes inversiones en carreteras, presas, electricidad, hospitales, escuelas y servicios públicos. Se reconcilió con los Católicos, que se habían sentido agraviados por Lázaro Cárdenas. Por cierto, utilizó en su Campaña la frase: “La Fe del Pueblo es Sagrada”.

3. Miguel Alemán (1946-1952), impulsó la construcción de obras hidroeléctricas, avenidas y drenaje, desmonte de tierras boscosas y de selvas para extender la agricultura y la ganadería. En 1948, y pese a la devaluación, y a la Segunda Guerra Mundial, fueron años prósperos con un Gobierno Federal poderoso, la Industrialización se convirtió en prioridad, y se multiplicaron las fábricas y los obreros. Se apostó al mercado interno como motor de la economía. Creó la Ciudad Universitaria. Se habló también de corrupción durante su Gobierno.

4. Adolfo Ruíz Cortines (1952-1958), dedicó sus mayores esfuerzos para pagar las deudas de su antecesor, y en tratar de encausar el desorden establecido por los abusos que se habían hecho costumbre en la Administración Pública. Ruíz Cortines, pasó a la Historia por el hecho de aprobar el reconocimiento a los Derechos de Ciudadanas a las mujeres mexicanas, así la añorada posibilidad de votar y ser electas en las Urnas Electorales. Fue considerado el Presidente Mexicano más austero y honrado de la Historia.

5. Adolfo López Mateos (1958-1964), impulsó el crecimiento económico y la estabilidad política, así como grandes avances en salud al brindar grandes apoyos al IMSS y al  ISSSTE, creció el número de asegurados y disminuyó la mortalidad infantil. Se triplicó la producción del petróleo y se adquirieron las empresas eléctricas extranjeras. En ese tiempo, hubo un clima de inconformidad el cual se dijo, se vio alimentado por la Revolución Cubana. En fin, no fue un Sexenio fácil.

6. Gustavo Díaz Ordaz (1964-1970), cuyo Gobierno fue etiquetado por la Historia, por la tristemente célebre matanza del 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco, cuyo episodio reveló a un régimen político incapaz de negociar y arreglar un conflicto que se inició como un pleito de estudiantes. Decenas murieron y centenares fueron recluidos en el Penal de Lecumberri, entre ellos el Escritor Duranguense José Revueltas y el Ing. Heberto Castillo. Como protesta Octavio Paz renunció como Embajador Mexicano en la India. Díaz Ordaz, hizo grandes obras, pero fueron eclipsadas por el peso del 2 de octubre.

7. Luis Echeverría Álvarez (1970-1976), creó en 1973 el INFONAVIT, institución que hasta la fecha permanece como apoyo de vivienda a los trabajadores. En 1974 creó la Universidad Autónoma Metropolitana. Dio un gran apoyo a los Artistas y a la Industria Cinematográfica. Por otro lado las exportaciones bajaron, así como la producción de alimentos, se importaba más de lo que se exportaba. Claro-obscuros.

8. José López Portillo (1976-1982), cargó con el estigma de ser Candidato único. Las finanzas públicas se hicieron insostenibles; Hacienda reconoció la quiebra económica mexicana, y anunció la suspensión de pagos a los acreedores extranjeros. Los especuladores sacaron grandes cantidades de dólares. Expropió la Banca Mexicana.

9. Miguel de la Madrid (1982-1988), ante la crisis del final del Sexenio anterior, su Gobierno tuvo que acatar las condiciones impuestas por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional para superar la crisis. La inversión pública y el gasto corriente disminuyeron drásticamente; se inició la venta de numerosas empresas paraestatales, había que reducir todo a costa del déficit de las finanzas públicas. En fin, a Miguel de la Madrid le tocó bailar  “con la más fea”.

10. Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), en su elección hubo desconfianza en los resultados y por ese motivo emprendió acciones para legitimarse, la primera fue el encarcelamiento del líder petrolero Joaquín Hernández Galicia “La Quina”; una más, fue el reconocimiento del Primer Gobernador de la oposición (PAN) Ernesto Ruffo en Baja California; y otra más fue el nacimiento del Partido de la Revolución Democrática (PRD). Salinas redujo el gasto y se deshizo de Empresas Gubernamentales y Bancos, así como de Teléfonos de México.

En fin, negar que hubo avances en el pasado, es mentir a los electores. Gracias y enhorabuena.

  (gustavonevarez28@hotmail.com).

Puedes comentar con Facebook
Anuncios