Opinión | De círculos y esferas

El círculo (2D, esfera en 3D) es quizá, una de las formas mas extrañas de encontrar en la naturaleza (hablo de un círculo perfecto de 360 grados). Parece, incluso, que es una tarea imposible pues, el objeto más redondo conocido para el hombre, es una estrella distante miles de veces más grande que el sol… de todas formas no es un círculo perfecto, leves diferencias de tamaño en sus polos le quitan ese nombre.

Algunas flores poseen botón o, si pensamos en la clásica flor que todos dibujamos en la primaria, veremos que el círculo se encuentra ahí. La decepción llega cuando nos enteramos que las flores no tienen esa forma, si no otras, y que las más parecidas talvez son los girasoles, pero están cubiertos de pequeños picos que le suman pequeños ángulos, pequeñas imperfecciones.   

¿Qué decepciona? ¿La imperfección? ¿Por qué? si la belleza del girasol quizá radica en sus defectos. Su belleza es indiscutible pero el error… el grave error de tener piquitos en sus botones hace que caigan por completo de mi gracia (¿no debería, por el contrario, sorprenderme que las flores superan mis expectativas?) Parece que lo que molesta es la ilusión rota, de que lo que creíamos real resulta ser imaginario. Eso nos enfurece, demasiado, y resaltan incluso del más bello campo, más que sus virtudes, sus defectos. De sí es correcto o incorrecto, quien sabe, solo sé que así es.

Basta que erre un acento, una coma, para que usted pierda interés por la lectura y su mente empiece, por inercia, a buscar más y más errores a lo largo del escrito, y ni que decir, así funciona el cerebro. Basta una palabra fuera de tono, por ejemplo, carambolas, para que usted arroje una sonrisa involuntaria, porque también así funcionamos. El humor surge de lo inesperado, ¿por qué? quien sabe. Me atrevo a decir que es una manifestación de empatía, pues si nos ponemos en el lugar de un transeúnte que, se cae a plena avenida, de manera no tan mortal, lo primero que hará será girar su cara contra el suelo y reírse apenado de que otros lo vieron caer.

No nos debería dar risa pero nos da, y eso que todos caemos… el girasol no debería tener picos pero los tiene, aquella estrella distante (Kepler 11145123) pudiera ser la única esfera del universo, sin embargo no lo es. Todo pudiera ser perfecto, lamentablemente nada lo es (no te preocupes lector, esa regla nos exime a ti y a mí) pero empiezo a dudar de ella… ¿Y si no soy perfecto? La mera pregunta entumió mi cuerpo, y la respuesta rompió mi corazón ¡OH! Se siente tan extraño quitarse la coraza, y los flechazos duelen, sí, pero no pesan como la carcasa. La buena noticia es que debajo de ella hay una sustancia moldeable que se llama hombre (odio esa regla, diremos mejor persona) y tiene la facultad de aprender de sus errores, aunque sea mucho tiempo después, incluso luego de quemar ciertos puentes, siempre llega, esa maldita duda:

¿He hecho lo mejor posible bajo la circunstancia en la que me encuentro, debajo el contexto histórico en el que estoy? La respuesta sorprenderá a más de uno. (Comparto que en mi caso fue negativa. Repito, no he sido lo mejor.) Espero que usted, por el contrario, encuentre satisfacción sabiendo que usted lo da todo cada día.

Los dejo, me voy a buscar esferas.

P.D. Ahora que lo pienso, las únicas esferas tangibles son las de navidad, de las intangibles, solo la historia pasa la prueba. Ambas inertes, como el dibujo de primaria.

Puedes comentar con Facebook