Opinión | Después de la pandemia

En julio el BID y el Woodrow Wilson Center en Washington dieron a conocer estudios sobre los efectos de la pandemia de Covid-19 una vez que esta pase. Sus conclusiones son demoledoras.

El documento del banco Salir del túnel pandémico con crecimiento y equidad: Una estrategia para un nuevo pacto social en América Latina, asegura que los países al fin del Covid-19 se van a encontrar con una mayor desigualdad, más pobreza, más desempleo, más informalidad, más empresas en quiebra y con sectores financieros debilitados.

La globalización se verá afectada con impactos relevantes en las cadenas de valor. Y añade que los retos económicos y sociales que se avecinan en la región van a ser los más difíciles de los últimos 20 años. México no es la excepción y se encuentra entre los países que más van a ser más golpeados.

El texto afirma que la actividad económica se va a realizar en situación de incertidumbre mientras no exista la vacuna y la posibilidad del rebote siempre estará presente. Los problemas que se veían antes de la pandemia como el crecimiento de la economía, la generación de empleo y el aumento de la desigualdad se han recrudecido de manera considerable.

En Más allá del Covid-19. Que observar en 2002 del Woodrow Wilson Center se plantea que, aunque como efecto de la pandemia ya se perciben grandes daños en la economía, el Covid-19 no ha terminado y sus efectos serán todavía mayores a los que ya están presentes.

De México sostiene que la política del presidente López Obrador ha provocado reacciones negativas de los inversionistas lo que agrava la crisis y que “el decepcionante desempeño económico del país y la creciente violencia han socavado el apoyo al presidente, y su postura cada vez más agresiva frente a la comunidad empresarial no ha ayudado”.

El centro ve que en la región las mujeres han sido una parte importante de la fuerza laboral sanitaria que ha hecho frente a la pandemia, pero se han visto particularmente afectadas por el confinamiento que las ha puesto en una situación de riesgo por la violencia intrafamiliar y también se ven en dificultades para seguir su educación. Y sostienen que la pandemia traerá retraso en conquistas históricas de las mujeres.

De acuerdo al BID, para la recuperación económica no sirven las estrategias del pasado como las que se pusieron en marcha en la crisis de 2008-2009. Ahora se requiere la reasignación del gasto hacia la infraestructura por el efecto multiplicador que éste tiene tanto a nivel de la producción como de la generación de empleo.

Twitter: @RubenAguilar

Puedes comentar con Facebook