Opinión | El eterno dilema del financiamiento público a partidos políticos

A sabiendas de que no se pueden hacer cambios a la legislación electoral con un proceso a cuestas, la bancada de Morena en el Senado de la República presentará en los primeros días de este mes un paquete de iniciativas de reformas para reducir el financiamiento a los partidos políticos y, de esta manera, lograr abaratar los costos de las elecciones.

El argumento de Morena es que cuando se creó la fórmula matemática para la distribución de los recursos públicos entre partidos y facilitar el nacimiento de nuevas instituciones políticas, había un partido hegemónico y se necesitaba ampliar la representación y la pluralidad. Recuerdo que Luis Carlos Ugalde comentó en un diplomado organizado por Luis Enrique Benítez, que no encontró la justificación de dicha fórmula incrustada en la reforma electoral de 1996.

“A la fecha, ya no se justifica la misma fórmula de distribución de recursos públicos a los partidos políticos, porque el financiamiento público asignado año con año cumplió su objetivo histórico, porque el sistema de partidos ya no es hegemónico sino plural, más representativo y democrático”, dijo la senadora Mónica Fernández Balboa, quien presentó el proyecto.

Se propone que los recursos obtenidos se utilicen para comprar vacunas contra el Covid-19 y para reforzar al personal sanitario en la primera línea de batalla contra la enfermedad.

“Morena tiene la ineludible responsabilidad de controlar los grandísimos efectos del Covid y por ello requiere que se redistribuyan los recursos públicos destinados a fines de menor importancia y prioridad nacionales, tal como el que hoy se destina en cantidades excesivas a partidos políticos”, dijo la legisladora morenista.

Las reformas contemplan un régimen transitorio para la reducción del presupuesto a partidos y que ejercen a través de sus órganos de dirección nacionales, así como los gastos en medios de comunicación social y televisión que se les asignan a través del INE.

Vamos a ver hasta dónde caminan estas reformas, recordemos que ya hubo un intento en los primeros meses de la actual legislatura federa, los partidos aliados de la 4T como son el Verde y el PT, se opusieron a que el financiamiento público a los partidos políticos se redujera a la mitad porque, aseguraron, ponían en riesgo su estabilidad y el futuro de la democracia.

Puedes comentar con Facebook
Total
1
Shares
Related Posts
Nota Completa

Opinión | No pasó

Fernando Ramírez Guzmán Al margen de cualquier otro análisis que pueda hacerse en relación al rechazo que sufrió…