Opinión | El regreso del general Cienfuegos

DR. ALEJANDRO GERTZ MANERO, FISCAL GENERAL DE LA REPÚBLICA:

La especulación es un lujo, mientras que la acción es una necesidad.

Henri Bergson

Menudo paquete le ha caído encima, estimado doctor Gertz Manero. Cualquier narrativa que usted y su equipo de investigación preparen sobre el regreso a nuestro país del general Salvador Cienfuegos, será puesta en duda.

Ante casos así, el papel de la comunicación es vital, sobre todo si la trama es verosímil. Permítame por ello hacer algunos apuntes sobre los numerosos trascendidos y especulaciones que provocados por este caso, deseando que ayuden a superar algunas  contradicciones, o bien, no se vea usted obligado a agregar más explicaciones que no le convenga ampliar.

La Cofradía o el Sindicato. ¿Es real la existencia de este grupo de altos mandos militares -en activo y en retiro reciente-  que mueve hilos en la vida castrense? Por lo menos para el general José Francisco Gallardo Rodríguez lo es y así lo expresó en el programa de TV Los periodistas. ¿Es tan grande el poder de La Cofradía como para que el Ejecutivo negociara con el gobierno estadunidense el retorno del general Cienfuegos? Cabe tener presente que el espíritu de cuerpo de los militares es uno de los pilares de su trascendencia en la vida política y social de México y sin duda está dotado de una influencia muy especial.

Disminuir la presencia de la DEA en México. Según este trascendido, el gobierno mexicano habría demandado a su contraparte estadunidense descartar el acuerdo sobre la operación de los agentes de la Agencia Antidrogas en nuestro país si no retiraban los cargos. Imaginemos nada más, con el trasiego de fentanilo que ahora se da en EUA. Y aquí viene a cuento otro trascendido:

La DEA prefiere trabajar con la Marina de México. Su relación con los militares sería difícil, por decir lo menos; y se habría vuelto ríspida a raíz de la liberación de Ovidio Guzmán semanas después de la visita de congresistas estadounidense a laboratorios incautados a los hijos de el Chapo, dedicados a la producción de fentanilo. Las dimensiones de los laboratorios eran tan enormes e impresionantes como la cantidad de muertos por sobredosis que esta droga ha provocado en EUA.

El juicio a Cienfuegos haría olas en ambos lados de la frontera. El juez estadunidense Amon Bagley solicitó a los fiscales del caso aportar elementos para mantener bajo sello un listado de temas (docket entry) que formarían parte del juicio. Los fiscales se negaron y antes de que se desclasificara el listado, retiraron los cargos contra el general Cienfuegos. Rara estrategia legal, sobre todo si consideramos que el Departamento de Justicia de EUA gana el 91 por ciento de los casos a nivel federal. ¿Qué contendría el tal docket entry que los fiscales prefirieron mantener sellado..?

El cambio de 180 grados por parte del Departamento de Justicia no tiene precedentes. Alegar que el fiscal general, William Barr, confía en la impartición de la justicia en México, mueve a risa y no me tome a mal el comentario porque  también me provoca dudas la acusación contra este general de cinco estrellas, con una brillante hoja de servicio. ¿Se iba a involucrar con un narcotraficante de tercera y textear a sus supuestos compinches? Ignoro si el general Cienfuegos es honesto o no, pero estoy seguro de que tiene cinco dedos de frente como para cometer tal desacierto.

En fin, doctor Gertz Manero, estos son solo algunos de los trascendidos y especulaciones; hay y habrá muchos más por resolver, sin duda.

Puedes comentar con Facebook