Opinión | El reto

-Oye we…-; dime Alter…-; he visto a varias personas que acostumbran a estar lanzando retos, sobre todo en las redes sociales…-; ¡Ah! Las benditas redes sociales. – Simona la Tecnológica we; y he visto que algunas personas te han invitado a hacerlo y no lo haces; por qué eres tan mamila we -.  Jaja cálmate mendigo Pelafustán.

En primera, aunque a veces me veas publicando tontería y media…; – ¿A veces? Diario estás ahí metido…-; pues sí, pero una cosa es ver y compartir y otra muy diferente publicar algo que te lleve un poco más de tiempo que simplemente presionar “compartir”.

En segunda no soy mamila pedazo de alcornoque. El hecho de que no pueda seguir con ese tipo de “retos” no es por mamila, simplemente es porque creo que lo que uno debe hacer, al menos yo, no es porque alguien me rete a hacerlo; sino por convicción, necesidad o, simplemente, mi obligación.

– Pues por eso te digo que eres bien mamila…-; que no, entiende cabeza hueca…; – ¡Ah! ¿Te vas a llevar mendigo greñudo?…-; pues te estoy diciendo que no es por esa razón, simplemente porque creo que nadie tendría que ser retado a hacer lo que, insisto, es nuestro deber, necesidad y hasta obligación.

Me han retado a publicar cada día, portadas de libros, películas que haya visto, portadas de discos, canciones, que haga ejercicio, que lleve ayuda a algún menesteroso, que me ponga cubre bocas y más.

Pues resulta mi estimado Mequetrefe que, al menos yo, no creo que sea retando a la gente como se tendría que hacer conciencia para hacer o dejar de hacer tal o cual cosa. Como un tema de mera diversión creo que está bien; sin embargo, debemos tomar en cuenta que las personas somos medio contreras, y más, tratándose de todo aquello que suene como a alguna imposición.

La intención es buena. Es más, he visto que muchas personas aceptan y hacen que otros entren a la dinámica; sin embargo, insisto, hay cosas como el uso de cubre bocas por quince días que no tendría que ser un reto sino una obligación perene, si es que el Coronavirus llegó, como dicen, para quedarse entre nosotros.

– Pues sí we, por eso te digo que eres muy mamila porque bien podrías divertirte también aceptando…-; pues no, y tú no tienes por qué estarme diciendo lo que tengo qué hacer. Y te debe quedar claro que, no por el hecho de no aceptar esos retos, quiera decir que lo hago por no querer hacer nada para cambiar las circunstancias; – oye, pero no dicen que las redes sociales son la neta del planeta…-; pues son un buen vehículo para unas cosas; pero no creo que sean la neta del planeta. Y sabes por qué…; – por qué… -; pues porque una gran mayoría de usuarios de las redes sociales las usan solamente como eso que dices, mera diversión y, súmale, que otros tantos creen que el mundo cambia en las redes sociales, no desde las redes sociales que es muy distinto. – Explícame eso -.

Pues hay mucha gente que cree que el mundo va a cambiar despotricando, señalando, acusando, juzgando, crucificando, violentando, proponiendo, argumentando, sugiriendo y hasta obligando a los demás a hacer algo, por el simple hecho de publicarlo; cuando sería mucho mejor si, desde las redes, no solamente despotricamos, señalamos, acusamos, juzgamos, crucificamos, violentamos, proponemos, argumentamos, sugerimos y “no obligamos” a los demás, sino que actuamos para que todo eso tenga un mayor peso.

Hacer ejercicio es maravilloso. Por qué, en lugar de hacer un reto para que los demás hagan lagartijas, salten la cuerda, hagan abdominales y demás, no hacen un reto para ir a plantarse ante la autoridad correspondiente para que se solucione el problema añejo de los espacios deportivos en mal estado y que sirven como nido de malvivientes y focos de infección.

Por qué en lugar de hacer un reto para usar cubre bocas, no se hace la invitación a sumarse realmente a la lucha en contra del Covid que el personal de salud está enfrentando; por qué no, uno para sumarnos a las autoridades que están tratando de hacer entender que el uso del cubre bocas es una manera de evitar el riesgo de contagio; sería excelente que alguien lanzara “el reto” de ir como voluntario con la autoridad y pararse en un filtro sanitario y exigir que se cumplan las medidas protocolarias de aquellos que se la han pasado diciendo que “el Coronavirus es una mamada”. Sería maravilloso que, en lugar de manifestar descontento, muy válido, en las redes sociales sobre el vecino que tiene fiesta y hasta con banda en vivo, pidiéramos la presencia de más ciudadanos acompañando a los policías para que vean que no es un tema solamente de la autoridad.

– Oye we, sería bueno que todos aquellos que señalan, absurda e ignorantemente “todo eso es recaudatorio”, se propusieran cumplir lo que ya por meses se ha estado solicitando; si lo hacen, yo El Alter, les garantizo que nadie podrá recaudar un sólo peso por el pago de alguna sanción que, los ciudadanos respetuosos de las leyes, normas, reglamentos, decretos y disposiciones oficiales, nunca habremos de pagar -. Vaya, hasta que dices algo coherente. Vámonos, te invito unos…; – ¿Tacuches? -. No, unos atunes…-; chale, otra vez…-; está bien, te los mereces.

Puedes comentar con Facebook