Opinión | El “silencioso” registro de los candidatos de la alianza “Va por Durango”

Bastante desangelado resultó el registro de los candidatos de la alianza “Va por Durango”, el pasado jueves por la mañana en las instalaciones del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana, por una parte, la contingencia sanitaria que no cede en este país, y por otra, la impuntualidad de los presidentes de los partidos Revolucionario Institucional, Acción Nacional y de la Revolución Democrática, (en orden de aparición), quienes citaron a los medios de comunicación a las once de la mañana, pero después de la ultima “encerrona” en las oficinas del PAN, llegaron hasta las 12 del medio día, ya cuando la mayoría se había ido, por lo que el registro se realizó con la presencia de un mínimo de personas, ya que los reporteros -paradójicamente- hubieran sido el mayor contingente.

Con la pandemia fue imposible la presencia de los 15 candidatos, los cuales, en otros tiempos, iban llegando uno a uno, acompañados de sus familias, de sus amigos, de los militantes afines y hasta del mariachi, hoy, el silencio que privó en el área del estacionamiento del IEPC, acondicionado expresamente para la recepción de la documentación de los candidatos de la alianza, hizo añorar esos días de fiesta para los partidos políticos, no obstante hay que felicitar al personal de este instituto, quien atendiendo las indicaciones del sector salud, les hicieron saber con bastante anterioridad las nuevas reglas del juego a los partidos políticos.

El área abierta del estacionamiento, la presencia exclusiva de los dirigentes de los tres partidos políticos (aunque por ahí se coló el Secretario General del PAN) un mínimo de personal de sus áreas de Comunicación Social, tapetes desinfectantes, termómetros y gel antibacterial, por parte del IEPC los funcionarios ataviados con overoles, caretas, cubrebocas, guantes, y con un moderno dispositivo para desinfectar las cajas y carpetas que contenían los expedientes de candidatos y suplentes, todo de manera muy ágil y práctica, buscando la mayor seguridad e higiene en lo que será cada uno de los procedimientos que se seguirán de ahora en adelante en este proceso electoral que está en curso.

Según lo han expresado sus titulares, ni el INE ni el IEPC están a la espera de que con la vacunación se puedan relajar en algo los protocolos, nada de eso, se trabaja con apego estricto a las indicaciones del sector salud para tratar de evitar al máximo los contagios, tanto del personal de estas instancias, como la de los partidos políticos, de quienes fungirán como funcionarios de casilla y, por último, de los ciudadanos que acudan a votar este próximo seis de junio.

Se espera que los partidos políticos y sus candidatos, hagan lo propio, que controlen al máximo las concentraciones de personas, que sigan estos los protocolos que ya todo mundo conoce, pero que no todos siguen, esto será fundamental para evitar que se disparen los contagios, y aunque parece ser que ahora si el proceso de vacunación camina “dos rayitas” mas aprisa, no hay que confiarse, por el momento, tal vez lo último que desea el ciudadano es que un candidato de cualquier partido llegue a saludarlo, aunque sea de “lejecitos”,  la prioridad es que llegue la vacuna, se dice que después de Semana Santa dará inicio el procesos en esta ciudad, en donde se instalaran 28 módulos, ocho en la ciudad y el resto en el medio rural y la zona serrana, lo cual se espera quite algo de presión a la situación que se vive a más de un año de esta pandemia.

Puedes comentar con Facebook