Opinión | El virus no nos mantendrá cabizbajos

Los últimos mensajes del gobernador José Aispuro Torres, han ayudado para que nuestra actitud ante la vida, no obstante las pruebas que día con día  nos presenta, no las recibamos desalentados al contrario, nuestro buen ánimo, nos permitirá continuar con nuestras actividades diarias, seguros y serenos, pues nada es permanente, la vida y sus circunstancias fluye y refluye, lo cual nos permite adecuarnos a las circunstancias; esto no significa que ya alcanzamos la normalidad, pues debemos extremar nuestros cuidados y protegernos para no ser contagiados, así como el cuidado de nuestra familia. Que insisto mucho en esto, es por prevenirnos, pues al enterarnos de muchos casos de personas que se han contaminado y las noticias de fallecimientos de amigos o algún pariente, nos orientan a insistir sobre el tema, las vacunas han llegado, pero en cuenta gotas, y el hecho que se tengan noticias de las vacunas e incluso de que tengamos la suerte de ser vacunados, no significa de ninguna manera que ya estamos libres de contraer el virus, esta es la razón por nuestro llamado a cuidarnos.

El gobernador continúa efectuando entrega de nuevas obras en otros municipios, que como ya lo habíamos señalado, recorrerá las 39 municipalidades entregando más obras, que benefician a cientos de duranguenses y muchas comunidades se inscriben en su aprovechamiento.

Por otra parte, al interior de todos los partidos políticos, se da una lucha doméstica, que, aunque sea interna, deja mucho de ser amigable, ya que en el afán por lograr ser nominados a una curul, la pelea es con todo, primero entre grupos contrarios y luego entre personas, ya veremos cómo quedan al final las diversas plantillas, las cuales estarán conformadas has el último momento para su registro oficial, para que de esta forma, no haya tiempo para impugnar los registros.

Se percibe, asimismo, que el presidente Jorge Salum ha tenido la necesidad de ajustar algunos presupuestos, sin embargo, la sociedad que escudriña, estudia y analiza las condiciones de la ciudad, argumenta, que el presupuesto de la ciudad debe canalizarse prioritariamente, a las funciones básicas a cargo del ayuntamiento, sin desconocer, las necesidades que la ciudad experimenta, por ello es preciso se clarifiquen los rubros a los que se destinará. ¿Qué es importante, qué prioritario, qué es urgente, que es necesario? Esto lo señalamos para confundirse, ya que luego, si todo urge, ¿qué es indispensable?

Al parecer, los duranguenses vamos aprendiendo y ello se debe más que nada, a las vivencias que nos ha tocado vivir, no ha faltado que nos enteremos del fallecimiento de un vecino, un amigo o un familiar y en muchos casos, lo hallamos experimentado en nuestro propio hogar, lo cual nos empeña a cumplir con las medidas sanitarias.

Por su parte, el presidente López Obrador sigue en lo suyo, y ahora que sintió que una avalancha de críticas se le vendría encima, optó por la renuncia de la funcionaria encargada de la vacunación nacional, quien había señalado que los Servidores de la Nación, por justicia serían vacunados posteriormente a que el personal de salud haya concluido con la vacunación, y se considera que es de justicia que sea vacunado, pero no ahora, cuando ni siquiera las vacunas fluyen y las entregas serán menores, lo que se contempla como justo es que sean vacunados cuando les corresponda. Desconocemos si esta funcionaria sea ratificada en su puesto, ya que así es la costumbre del Presidente.

Decíamos también en otro espacio, que las vacunas serían empleadas como una herramienta política y así es, pues varios funcionarios de la 4ª. T. y diversos legisladores tanto del senado como del Congreso de la Unión han promovido la vacuna como un nuevo logro de López Obrador para el pueblo, lo que es una mentira más para inculcar en las mentes de un sector de mexicanos para que voten en las próximas elecciones por Morena.

Las palabras nos evocan imágenes y estas nos inducen a vivir no de acuerdo con lo que son las cosas, sino con la idea que el Presidente nos quiere infundir, según su propia percepción de las cosas que nos suceden, y por supuesto, es falso.

Las equivocaciones de nuestro gobernante presidencial, hoy se tienen por válidas y no debemos dejar que nos influencie con sus mentiras, nuestra vida depende de cómo la hayamos concebido y es como un camino que va de curva en curva. Lo más falso de todo ello es que uno puede decidir de nuestra vida, cuando de verdad uno sólo puede tomar decisiones en ella.

Comentarios: observatoriociudadano01@gmail.com

Twitter: jparreolatorres

Blog: Juan Pablo Arreola Torres

Facebook: Juan Pablo Arreola Torres

Puedes comentar con Facebook