Opinión | Entre el desespero por la vacuna y otras vicisitudes

No hay duda, todos seremos vacunados, así nos lo asegura el gobernador José Aispuro Torres, en este caso, lo que debemos procurar es tener paciencia y más que todo, que cada uno de nosotros nos confiemos y dejemos de usar el cubrebocas, guardar la sana distancia y lavar nuestras manos frecuentemente o usar el gel antibacterial, lo cual nos brindará paz, serenidad y confianza para continuar viviendo esta cuaresma tranquilamente.

Lo que es una realidad a la que no nos podemos substraer, es el ritmo con que arriban los lotes de vacunas a nuestro país, son tan pequeños estos lotes de vacunas que se reciben periódicamente, que llevará a México un periodo de 52 meses o en su caso 4 años y 4 meses para concluir con el Plan de Vacunación Nacional, estas cifras las arroja el estudio de T. Research, en cambio en Estados Unidos al paso que lleva, será de 280 días y el Chile 235 días, estos países sin presumir como lo hizo el Presidente López Obrador de que éramos ejemplo mundial en la estrategia para atender la pandemia, queda en el cesto de la basura pues todo fue un engaño, el cual continúa extendiendo en sus mañaneras, todo para que los mexicanos no perdamos la esperanza, el presidente pues es un vendedor de esperanzas.    

El Gobernador supervisa personalmente el avance de las obras que se están ejecutando y todas ellas están en fase del cumplimiento de acuerdo al calendario previsto, el resto de los asuntos de la agenda de la entidad, también reflejan su cumplimiento programado.

Y ahora que es tiempo de dudas e incertidumbre de las instancias de Auditoría Superior tanto la Federal como de la entidad, la negativa presidencial por desmentir las cifras de la Cuenta Pública Federal 2019, al parecer ya le echó tierra a todas las irregularidades en ella detalladas y quedarán sin efecto alguno, como vemos que se comporta la Cámara de Diputados en este asunto y otros para echar atrás algunas reformas Constitucionales y ahora tocó a la Reforma Eléctrica y al igual sucedió el Senado de la República, dos pilares del contrapeso del poder en México se han convertido en prácticamente como oficialías de parte, es decir de puro trámite, oficinas de paso pues, así de lastimoso se muestra el Poder Legislativo.

Hace pocos días la prensa nacional dio cuenta de un camino vecinal que la 4ª. Trasformación construyó en Oaxaca y el Presidente López Obrador, “impulsó la participación ciudadana” para demostrar que no es gran ciencia un camino y no obstante que la población les alertó de que en esa zona había hundimientos, esas voces fueron acalladas por ser mentirosas, pues ahora ese camino está destruido precisamente por los hundimientos.

Lo del Gobernador de Tamaulipas Cabeza de Vaca es un distractor electoral para los gobernadores, pues el caso compete al Congreso de la entidad resolverlo. También debemos señalar que el nuevo proceso para elegir candidato para gobernar Gurrero es toda una farsa y todo apunta a que Delgado Macedonio será elegido nuevamente, ¡que burla no solo para las mujeres sino para todos!

Si somos claros, el Acuerdo por la Democracia convocado por el Presidente es un engaño publicitario ya que muy poco o nada él lo está cumpliendo.

En el ámbito local, el Edil capitalino que está rodeado supuestamente por gente de absoluta confianza, se empeñan en poner a trabajar a su “Jefe” horas extra ya que constantemente tiene que salir al quite para resolver él mismo los problemas, ahora toca al lio de la gasolina de las patrullas de la Dirección Municipal de Seguridad Pública, lo cual nos otro asunto que el uso indebido del combustible en automóviles particulares y en casos en patrullas descompuestas y se pone al descubierto las canonjías de altos mandos que abusan de su cargo.

Jorge Salum está a otro ritmo de trabajo y su gabinete no está en sincronía, lo hemos dicho en varias ocasiones y los casos están a la vista, pero yo no soy el edil, allá él y sus problemas, pues solos no se resuelven, sino con inteligencia, esmero y oportunidad.

La vandalización de las oficinas de Movimiento Ciudadano es una muestra del deterioro que vive ese partido y por lo que corresponde al PAN hemos de decir que el proceso electoral resultó terso en comparación a lo que viven y otros a lo que ya vivieron en sus propias filas.

Puedes comentar con Facebook