Opinión | Esteban comienza a darle rumbo a las manecillas de la historia

Armando Castro

La agenda de el gobernador electo, Esteban Villegas toma rumbo y desde la víspera de tomar las riendas del estado ya asume los primeros retos.
Será un trabajo arduo y Esteban Villegas comienza a darle rumbo a las manecillas de la historia.
Se reunió con el titular de la Sedatu para plantearle los proyectos más urgentes con los cuales arrancará su sexenio.
Lo mismo hará con los secretarios de estado del gobierno federal, como es el caso del titular de Hacienda, turismo y con los subsecretarios del ramo.
Obvio que con el titular de hacienda el tema económico del estado es prioridad, pues el gobierno de Esteban arrancará con las harcas vacías.
Se tensa relación iglesia-estado.
El respeto que debe de existir entre, iglesia y estado pende de un hilo, ante la serie de hechos de sangre en los cuales se ha privado de la vida a dos ministros de la compañía de Jesús, sin que el gobierno federal reconozca que la estrategia de seguridad no ha funcionado y en los más de tres años de este sexenio la violencia está incontenible.
En la historia reciente de México pocas veces se habían tenido desencuentros entre la iglesia y el estado mexicano, lo cual hoy se encuentra en un punto critico, pues a diario escalan las críticas de diversos jerarcas de la iglesia que se siente agraviada por la violencia desmedida, que ha convertido a diversos estados del país en ríos de sangre.
El último incidente involucró a un sacerdote de la iglesia católica en el estado de Guerrero quien fue baleado con un disparo en el rostro cuando se dirigía a su misión pastoral en la tierra caliente del estado de Guerrero.
El episcopado mexicano, ha hecho diversos llamados a través de arzobispos de diversas diócesis, pero la respuesta es la misma: no habrá ningún cambio en la estrategia de seguridad, se repite desde la conferencia mañanera.
Lo más preocupante es que el presidente de la República, insiste en qué la estrategia de combate a la delincuencia continuará sin algún  cambio.
El ejecutivo culpa a los gobiernos neoliberales y en especial a la administración de Felipe Calderón, por haberse aliado a grupos del narco a través del ex secretario de seguridad pública Genaro García luna, quien fue el culpable directo de este desbarajuste.
Mientras los desencuentros escalan, el ambiente de hartazgo agobia a los ciudadanos.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios