Opinión | Estrategia fallida

Fernando Ramírez Guzmán

El asesinato de dos sacerdotes jesuitas, el pasado día 20 de junio en la comunidad Cerocahuí, municipio de Urique, en el estado de Chihuahua, generó la condena e indignación nacional e internacional y provocó, además, el cuestionamiento de la política de seguridad de “abrazos y no balazos” de la 4T.

Los padres Joaquín Mora Salazar y Javier Campos Morales habían dedicado buena parte de su vida a trabajar en solidaridad con los grupos más desprotegidos de la sierra Tarahumara. Hoy en día son referentes de miles de víctimas de los grupos del crimen organizado que se han apoderado de varias regiones del territorio nacional, ante la incapacidad del Estado mexicano.

Esta tragedia, en la que también perdió la vida el guía de turistas, Pedro Palma, ha evidenciado la ausencia de una estrategia efectiva para reducir el número de pérdidas humanas de la mano de sicarios de las diferentes pandillas de narcotraficantes asentadas en el país.

El pasado miércoles 22 de junio, el Papa Francisco expresó su consternación ante lamentable suceso. “Expreso mi dolor y consternación por el asesinato en México, anteayer, de dos religiosos, mis hermanos jesuitas, y un laico. Tantos asesinatos en México”, señaló. Sobre el mismo asunto agregó: “Me acerco con afecto y oración a la comunidad católica afectada por esta tragedia. Una vez más repito que la violencia no resuelve los problemas sino que aumenta el ‘sufrimiento inútil'”.

Por su parte, rectores y directores del Sistema Universitario Jesuita advirtieron que hay un Estado fallido e hicieron un llamado al gobierno para replantear la política de seguridad. “Cuando el Estado no tiene control territorial y permite que grupos armados privados lo controlen, a eso le llamamos Estado fallido y tiene muchos años que las colonias, barrios y pueblos están siendo controlados por algún cártel grande o pequeño y el Estado está ausente, en muchas partes de México hace mucho tiempo que se fue, por lo tanto la población está sola, abandonada, sometida a la ley del más fuerte, estamos sometidos a la ley del secuestro, la extorsión y el asesinato porque a los gobiernos federal y locales no les interesa protegernos”. Aseveró Juan Luis Hernández Avendaño, rector de la Ibero Torreón.

En contraparte y ante estos señalamientos el presidente López Obrador intentó hacer una defensa de su estrategia de seguridad. Victimizándose, señaló: “No vamos a cambiar la estrategia, que sigan con su campañas de desprestigio, atacándonos con su prensa vendida o alquilada, porque solo si el pueblo, en un proceso electoral, decide que hay que cambiar y llega un gobierno como los de antes, entonces sí (cambiamos)”, dijo. “Dicen que con nosotros hubo más asesinatos que con Calderón pero no se dice que nosotros recibimos los homicidios hasta la punta y Calderón no recibió así el país, él lo llevó arriba y todavía en el gobierno pasado le subieron más”. Luego de continuar con su recuento o su versión de lo que el analista en temas de seguridad, Alejandro Hope, ha dado en llamar “las olimpiadas de los homicidios”, AMLO aseguró: “Vamos bien y lo puedo probar hasta con números”.

Por si esto fuera poco, el jueves 23 de junio se difundió desde las redes oficiales de la presidencia de la república que, durante un encuentro amistoso, el equipo de beisbol de López Obrador, le ganó 4 a 2 a la escuadra representante del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La gran mayoría de las reacciones que provocó el video de López Obrador fueron negativas, ya que a las personas les pareció indignante que el jefe del Ejecutivo Federal disputara un partido de beisbol en medio de la crisis política, económica, de salud y de seguridad que atraviesa el país. Una evidente falla en el timing que nadie de los cercanos al presidente se atrevió a darle el consejo de que no era el momento para echar la “pica”.

El trágico suceso de Chihuahua resulta ya paradigmático para evaluar la política de seguridad implementada por la 4T. Ha sido un rotundo fracaso.

ladoscuro73@yahoo.com.mx

@ferramirezguz

 

Puedes comentar con Facebook
Anuncios