Opinión | Ética y moral para los funcionarios públicos

Una de las premisas actuales de los gobernantes es acabar con las malas prácticas de personas que se sirven del cargo y de la política para hacer negocios e incrementar su patrimonio mientras defraudan al Estado y la confianza del pueblo pero lo que es evidente hasta ahora, es que ninguna iniciativa ha sido contundente para cambiar la situación, y así, comenzamos nuestra tradicional cuenta.

1.- Está definido el Presupuesto de Egresos de la Federación, del cual se desprenderán los recursos para los diferentes programas del gobierno federal, así como de los montos que se destinarán a las entidades federativas, donde el grupo parlamentario de Morena presentó la propuesta de recortes en los órganos autónomos, principalmente en el INAI e INE, además de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, recursos que se pudieran reasignar a los programas de Bienestar, de acuerdo a lo que plantea la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados.

2.- La Comisión Permanente del PAN dio luz verde para formar una coalición con el PRI y el resto de partidos de oposición para contender en 8 estados: Tlaxcala, San Luis Potosí, Zacatecas, Nayarit, Baja California Sur y Michoacán, así como Sonora y Nuevo León y aprobó la autorización para formar alianzas, sin embargo, se someterá el proyecto a consulta interna con la militancia para que no se formen alianzas que se sienta una imposición en cada estado, y es que ahora, las alianzas no son sólo de carácter político, los gobernadores de la Alianza Federalista, en su mayor parte del blanquiazul,  llevan a cabo pláticas sobre una estrategia conjunta hacia los comicios federales de 2021, además de partidos políticos, con empresarios del norte del país, en una alianza de facto, que los lleve a obtener al menos 100 curules en la próxima legislativa y establecer un discurso común para exhibir la estrategia del gobierno federal contra el Covid-19.

3.- En esta pandemia, uno de los personajes que más le ha preocupado la salud de los duranguenses, es el doctor Sergio González Romero, quien se ha sumado a la gestión ante el gobierno federal para obtener apoyos para la atención de los pacientes de Covid-19º, principalmente en la capital del estado y en la ciudad de Gómez Palacio, primero con los insumos médicos y en los últimos días, con la respuesta del Insabi y el IMSS para contar con más personal y más infraestructura que permita atender la saturación de los centros hospitalarios en la entidad.

4.- En el aspecto económico, existe desesperación entre el gremio de los constructores, ya que son el sector que propicia la reactivación de la economía, no sólo porque están detenidas muchas empresas, sino porque se requiere de mayores recursos para la construcción de infraestructura como la Presa Tunal II, que se necesita para asegurar el agua para el abastecimiento de la capital.

5.- Así, debe cambiar el paradigma de la obra pública, porque no se debe estar pensando únicamente en el Presupuesto de Egresos como una forma de obtención de recursos y como un cheque al portador para quien realice los trabajos, sobre todo, si son asignados por las dependencias como SCT, o ejercidos de manera directa, para evitar casos de corrupción.

6.- El problema de la falta de recursos en Durango no es sólo una labor de gestión de los diputados federales, sino de múltiples actores, como servidores públicos y organismos de los sectores público y social, no hay proyectos en la Unidad de Inversión de la Secretaría de Hacienda ni se han buscado convenios con organismos internacionales como la ONU; que puedan contribuir con fondos para programas especiales, particularmente para los grupos sociales con alta marginación.

7.- De la misma manera, debe revisarse la actuación de las dependencias en los otros órdenes de gobierno encargadas de ejecutar la obra pública, porque hay casos que deberán revisarse porque aún se permite el “moche”, y hay quienes no hacen caso, ya que las licitaciones ya están asignadas con anticipación y son letra muerta en el proceso de asignación de obras.

8.- En Durango, en cambio ha comenzado un proceso interno sin definiciones debido a que cada grupo dentro del partido quiere conservar su coto ante la posibilidad de contar con abanderados para las elecciones del próximo año, y la falta de operadores al interior del blanquiazul ha abierto la zanja entre los panistas tradicionales, los neopanistas y los simpatizantes que se encuentran dentro de la administración, como ya se vio en la reunión del fin de semana, además de que no hay perfiles ganadores que garanticen la continuidad dentro de las esferas públicas.

9.- Las traiciones serán frecuentes a partir de las próximas semanas, los dimes y diretes, los chapulinazos, los golpes entre los aspirantes, de prometer y no cumplir, la falta de recursos, además de la desbandada entre servidores públicos, entre hay quienes aseguran que ya les prometieron la candidatura, aunque no sean representativos de los grupos ni cuenten con la preferencia ciudadana que les permita acceder a una curul.

10.- A pesar del semáforo rojo, los índices de movilidad siguen altos en Durango, y uno de los factores que ha motivado esta situación es la venta de alcohol, que se ha convertido para los funcionarios municipales en una actividad esencial, sobre todo en lo que corresponde a las ventanas clandestinas, donde brillaron por su ausencia los Inspectores junto con la brigada Covid.

Y así, debe haber valores que sienten las bases de la actuación de los funcionarios públicos, sin burocratizar la moral pública ni culpar sólo al gobierno.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios