Opinión | Ganó la derecha

Sin justificaciones absurdas, ni lloriqueos; en Durango ganó la alianza PAN, PRI, PRD, ganaron porque los electores les dieron su voto. Que pagaron el voto, pudiera ser, se tiene que luchar contra eso. Que hicieron guerra sucia, es lo que hay que enfrentar. Que nunca propusieron nada sus candidatos, es parte de una crisis política a la que se combate con propuestas, no con lloriqueos.

Que el Prian ganó con mucho dinero, es un argumento peregrino, AMLO ganó la presidencia de la República y fue el que gastó menos, a nivel nacional, tampoco Morena se distinguió por hacer campañas onerosas y en condiciones adversas.

Que el único argumento de la derecha, fueron: los “memes” grotescos, injuriosos, insultantes, con los que difundieron falsedades. Si los candidatos morenos no les contestaban, ni armaban argumentos y propuestas serias, pues los ciudadanos se fueron con la derecha, que a lo mejor no los convencieron, pero los hacían reír.

La derecha ganó en Durango, con excepción de la laguna, porque persuadió, y ante una debacle nacional de la alianza “Va por México”, el triunfo se agiganta, sin duda.

Que fue apoyada abiertamente por los medios tradicionales, también en todo el país lo fue y perdió la alianza derechista. Acusan de que intervino el gobierno, quizá sea cierto, en ocho entidades federativas, también apoyaron al Prian desde los gobiernos, y ganó Morena.

El triunfo del PAN no se puede descalificar con argumentos baladís, simplemente hicieron bien su “chamba” a su modo; los opositores creyeron que por bonitos iban a ganar.

Morena dejó ir un gran capital político que tenían, creyendo que de “cachavotos” seguirían empoderados, eso lo vio la derecha, y lo aprovechó a las mil maravillas.

Somos de los que piensan que no hay mucha calidad política, intelectual o cultural en los candidatos que ganaron. Nuestra apreciación la basamos en el tipo de campaña que hicieron, narrativa pobre, y ni siquiera proyecto de vinculación social más que el “cajonero”.

Desde nuestro punto de vista, la campaña mejor diseñada fue la de “La China” Hernández, no solo fue más creativa, Gaby se vinculó fuerte con sus electores, el tiempo fue breve para haber cubierto con su presencia todo el distrito, pero hizo trabajo comunitario y logró conectarse con los jóvenes, importante sector que vota.

También, desde nuestro punto de vista, a Gaby Hernández le falta desarrollar su narrativa, manejar más su visión social, económica. Definir más la problemática social, dejar de hacer compromisos utópicos, para plantear alternativas reales. Es de las candidatas ganadoras más jóvenes, si no es que la más joven, está en proceso de formación y puede superar la forma y dar más contenido a su trabajo político, es de lo mejor que tiene el PRI.

Si los demás candidatos, a los que poco o nada se les vio, destacan en tribuna, se meten al debate, hacen trabajo legislativo a favor de la sociedad en general, sin duda pueden repetir triunfos; si se tiran a la hamaca, sus triunfos podrían quedar en el anecdotario político, como los triunfos que alguna vez tuvo el PT.

El triunfo del PAN en Durango es legítimo, como lo es el de Morena en Gómez Palacio, la ciudad económica e industrial más importante del estado. Esto hace que se viva un momento muy interesante; más allá de triunfos y derrotas, veremos quién saca lo mejor de esta experiencia. O no.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios