Opinión | Guerrero: el verdadero rostro de Morena

Los teóricos de la manipulación del lenguaje, señalan que en el reino del todopoderoso los ciudadanos están obligados a aceptar como realidad absoluta, las locuras del Príncipe. Vivir en el mundo mágico de quien todo lo ve, todo lo sabe, todo lo crea, todo lo perdona, todo lo purifica. Y todo lo que dice se convierte en auténtico dogma.

Así, el autoritarismo se nos presenta como democracia. El desastre de más de 253 mil muertos de pandemia, se nos presenta como un ejemplo del exitoso programa de combate en la emergencia. La tardía y enredada campaña de vacunación se nos ofrece como el resultado de exitosas gestiones ante gobiernos y empresas.

Los abrazos y no balazos es el plan para terminar con las masacres, secuestros, ejecuciones, levantones, feminicidios; aunque los números digan lo contrario.

En el reino de la mentira, de la simulación, de la manipulación del lenguaje, a la violencia se le dice paz, a la crisis económica se le festeja y se le adereza con un espíritu de pobreza, de austeridad.

En el reino de la mentira, a la venganza se le festeja como triunfo democrático. Es el caso de Evelyn Salgado Pineda, como candidata al gobierno del estado de Guerrero.

El caso de Guerrero, en este mundo de la simulación y el descaro, pinta de cuerpo completo lo que es ese conjunto de tribus revuelto con mafiosos como es Morena.

Va la historia

Durante uno de sus más recientes mítines por Chilpancingo, Félix Salgado Macedonio perdió el foco de atención cuando la gente comenzó a corear el nombre de su hija, quien se perfilaría como sustituta de su padre.

Quienes detectaron la maniobra, de inmediato señalaron que es una mujer con poca experiencia en el servicio público, pues apenas acumula un puesto como delegada de Acapulco en la Secretaria de la Mujer de Guerrero, de acuerdo con el Facebook oficial de la dependencia.

También fue presidenta del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en el municipio de Acapulco del año 2005 a 2008, con tan solo 22 años, de acuerdo con la información publicada en sus redes sociales, mismo periodo en el que Félix Salgado fue el presidente municipal de dicho territorio.

“Me llamo Evelyn Salgado Pineda, no “Juanita”. Aquí no hay plan B ni C. Apoyo a mi padre Félix Salgado Macedonio hasta el final, tope a donde tope. Mi padre es insustituible, es único. Un luchador social amado por su familia y su pueblo”, gritó durante uno de los multitudinarios mítines que precedieron a la cancelación definitivo del registro de Félix Salgado.

El sábado primero de Mayo el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, anunció que Evelyn Salgado Pineda, hija del senador con licencia Félix Salgado Macedonio, es la nueva candidata a gobernadora en el estado de Guerrero.

Ese medio día, en una videoconferencia, Delgado Carrillo informó que Evelyn Salgado obtuvo 37.9% y 44% de aprobación en las dos encuestas ordenadas por la Comisión de Elecciones de Morena.

En su primer mensaje, la hija de “El Toro sin cerca” exaltó la trayectoria política de su padre, rechazó ser una “Juanita”, al decir que no será reemplazada por su padre y se deslindó de su esposo, Alfredo Alonso, hijo de Joaquín Alonso Piedra, un empresario del puerto de Acapulco que en 2016 fue detenido y acusado de ser el operador financiero del Cártel de los Beltrán Leyva.

Pero, desde 2016, la polémica ha envuelto a la hija de Salgado Macedonio, al casarse 

con Alfredo Alonso, el hijo de Joaquín Alonso Piedra, éste último arrestado en 2016 por presuntos vínculos con el crimen organizado en el país.

La entonces Subprocuraduría Especialidad en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), por su presunta vinculación con la cédula de los Beltrán Leyva, donde aparentemente fue señalado el operador financiero de la esposa de Héctor Beltrán Leyva.

Lo anterior, informó el periodista Enrique Villagómez de El Financiero, por múltiples de las llamadas narcomantas en las que fue implicado el señor, además de múltiples ataques en su contra por parte de los enemigos.

Algunas de las vivencias que tuvo que atravesar son desde ataques directos en contra de sus negocios, así como un secuestro del que fue parte y donde sus familiares tuvieron que pagar una gran cantidad de dinero.

El hombre es también conocido como El Abulón, de acuerdo con el periodista Héctor de Mauleón, quien detalló que en dichas mantas acusaron a Joaquín Alonso de presuntas extorsiones a hoteleros y restauranteros en Acapulco.

Además, explicó para El Universal que Joaquín Alonso es tío de Fredy Alonso, supuesto enlace del Cártel Independiente de Acapulco con el gobierno del entonces presidente municipal, Evodio Velázquez Aguirre.

Este es el mundo mágico de Morena, quien festeja este nuevo registro ante las autoridades electorales, como un triunfo democrático, que el pueblo bueno y sabio de Guerrero, también aplaude y festeja por anticipado.

Puedes comentar con Facebook