Opinión | ¿Ha ido usted a un partido de tenis?

MIN. ARTURO ZALDÍVAR LELO DE LARREA

PRESIDENTE, SUPREMA CORTE DE JUSTICIA:

+Me gustaría ser quien tuviera más títulos del Grand Slam

Rafael Nadal

Los viejos aficionados se quejan de que las raquetas modernas y las canchas sintéticas obligan a los contrincantes a jugar desde el fondo, siendo muy pocos los acercamientos a la red, donde en un par de metros se juega un punto.

No hay que ser tan exigentes, las pelotas suelen alcanzar hasta 200 kilómetros de velocidad por hora y el receptor debe tener una enorme resistencia para responder el golpe con la misma energía y velocidad.

Así están el presidente Andrés Manuel López Obrador y sus adversarios, jugando en el fondo con pelotas durísimas y de pronto se suben hasta la red para tirar a matar y ganar el punto. Hasta ahora, podríamos decir que van 40 iguales en el primer juego. ¿Quién ganará el set y eventualmente el match? Falta mucho por ver…

AMLO sostuvo desde su campaña y hasta hace unos días, que no promovería el enjuiciamiento de los ex presidentes Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón Hinojosa, a menos de que el “pueblo bueno y sabio” lo solicitara. Pero hete aquí que alguien, entre sus adversarios, quiso nivelar el marcador con el video de Pío López Obrador, recibiendo dinero en efectivo para el movimiento… Y eso calienta…

Lo que parecía un buen saque de parte de los adversarios, se convirtió en saque as cuando los senadores panistas presentaron una denuncia de hechos por dicho video, alegando ni más ni menos que el supuesto delito de Pío y de MORENA constituiría causal de nulidad de las elecciones. Así hayan votado 30 millones de ciudadanos por Andrés Manuel, él y su partido habrían violado la ley electoral.

Ni tardo ni perezoso, AMLO acaba de anunciar que no descarta someter a consulta popular si los ex mandatarios deben ser sometidos a juicio por corrupción, aunque en estos casos es la Constitución es la que manda, pero si como suele hacerlo, se amacha y de verdad esta consulta se hiciera mañana, todos en tropel acudiríamos a votar por el “sí”, pues “el pueblo se cansa  de tanta pinche transa…”; ni qué decir de la mayoría legislativa morenista. No obstante, la cosa no está tan fácil y esto me lleva a pensar que en el largo plazo, esta bola no fue el mejor saque de López.

Me explico:

Según la Constitución -porque existe, aunque don Andrés se enterque en ignorarla- serán actos susceptibles de consulta los actos de carácter legislativo del Congreso de la Unión y los administrativos del Ejecutivo Federal y tocará a la Suprema Corte que usted encabeza resolver sobre la constitucionalidad de la consulta. Corríjame, ministro Zaldívar: los actos de corrupción no encajan en esta descripción constitucional; son actos punibles y, por tanto, caen en la esfera penal. El pueblo puede juzgar cada tres años en las urnas, pero no puede decidir si se somete o no a juicio a un presunto delincuente, sea éste quien sea. Y siguiendo este razonamiento, mucho me temo que la Corte tendría que resolver que el caso no es tema de consulta popular.

La estrategia tenística de Andrés Manuel no es ganar el set en buena lid y de acuerdo con la legalidad, esa que él confunde con “su” legitimidad. Hacer toda la talacha de investigación, armar el caso, reunir pruebas, etc., etc., no está en sus planes para que actúe la Fiscalía General de la República, porque eso toma meses si no es que años. El objetivo es enmascarar los pésimos resultados en economía, seguridad y el COVID con un ardor ciudadano que le corone como campeón de la Copa Anticorrupción. Así podrá conservar la mayoría dócil en la Cámara de Diputados y continuar con su 4T por un año más. 

Lo que está por verse es si tal estrategia le alcanza para mantener la gobernabilidad. Porque el país es un desastre económico… Con 61 mil 500 muertos y contando…

Puedes comentar con Facebook