Opinión | Herrera contradice al Presidente… no es la salud, es la lana

Dos morenistas –aunque usted no lo crea–, el senador Genaro Novelo Osuna y el diputado Iván Arturo Pérez propusieron modernizar el IEPS en bebidas alcohólicas para que se grave de acuerdo con su contenido de alcohol. Es decir, pasar el impuesto ad valorem (que no ha servido para desincentivar el alcoholismo, ni el contrabando ni la evasión fiscal) al ad quantum.

Secretaría de Hacienda, que alguien les explique…

Con este nuevo esquema, tome nota, México se alinearía con la mayor parte de los países que conforman la OCDE. Pocos conservan ya el anacrónico sistema ad valorem. Se evitaría además el ‘huachicoleo fiscal’ de 8 mil millones de pesos adicionales, pero sobre todo, ¡OJO, EH!, aquí está el meollo del asunto, pues se estaría evitando que el consumidor, sobre todo los jóvenes y, tristemente, los niños, encuentren productos ridículamente baratos en el mercado, provocando un consumo explosivo, y que prueben a más temprana edad el alcohol.

La OPS, la OMS y especialistas han insistido en que esta sería la única manera de controlar el abuso del alcohol. Sin embargo, en la Cámara de Diputados se alinearon a lo que les instruyó-ordenó-mandató la SHCP de Arturo Herrera y no aprobaron la modernización del impuesto. Francisco Arias, titular de la Unidad de Política de Ingresos Tributarios de la SHCP, había declarado que cambiar el esquema de cobro del IEPS dejaría una pérdida recaudatoria; no obstante que las bebidas baratas suman 94 por ciento de consumo de alcohol en México. ¡Qué alguien le explique!

¿No que el Presidente está muy, pero muy, pero muy interesado en la salud de los mexicanos? ¿No dice en sus mañaneras que la gente debe comer frutas y verduras y dejar de tomar? Pues ahora la bola está en el Senado, con Ricardo Monreal, ojalá no dejen pasar esta oportunidad de oro de matar dos pájaros de un tiro: el abuso del alcohol y el huachicoleo fiscal.

Ni guerra ni paz

¿Se acuerda que los directivos de Americas Gold and Silver, propietarios de la mina de San Rafael en Cosalá, Sinaloa, anunciaron que suspenderían sus inversiones en México hasta que el gobierno de México no los apoyara en contra del sindicato minero de Napoleón Gómez Urrutia? Pues pronto podrían cambiar de opinión. ¡Pero si estaban tan animados… alguien gritó! Luego de la última reunión que sostuvieron con representantes de la Secretaría del Trabajo les advirtieron que si saben contar, no cuenten con su apoyo. Y que si quieren seguir operando la concesión de la mina y tener una buena relación con la 4T –redoble de tambores–, mejor lleguen a un buen arreglo con el Senador, y acepten el laudo que confirma que la sección 333 del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros ganó legítimamente el contrato colectivo de trabajo. Ojo, eh, pues la empresa, que ha invertido desde su llegada a México más de 120 millones de dólares, tampoco encontró el respaldo que esperaba en las autoridades canadienses, y menos aún del gobierno de Sinaloa, de Quirino Ordaz, a quien le pidieron que encarcelara a los líderes sindicales por bloquear ilegalmente la mina desde febrero pasado. No será la primera ni la última compañía que trabaje con Gómez Urrutia, ni tampoco, como dicen en el gobierno de la 4T, la única empresa interesada en explotar la mina de Cosalá en caso de que decidan dejar el país.

¿Querrán limpiar la cara?

Tras hacer el papelón la semana pasada, ahora les puedo platicar que el TEPJF se prepara para enfrentar el proceso electoral 2021 el cual, dicen, estará marcado por uso de las tecnologías de la información. Por ello, realizarán licitaciones públicas para la adquisición de diversos equipamientos para fortalecer sus capacidades tecnológicas, así como la seguridad de la información. Tras medir con distinta regla a México Libre, Fuerza Social, Redes Progresistas y el PES, ahora quesque buscarán lavarse la cara presumiendo que ahorrarán, pero sin perder la calidad moral, ¡ah, no!, esa muchos ya la perdieron, y lo vimos en vivo y en directo, hablo de la calidad de los productos.

Por cierto, me cuentan que Tomás Vázquez, Rafael Ochoa y Moisés Jiménez ya abandonaron a la maestra Elba Esther , y que Maestros por México se va a deslindar pronto de ella.

Puedes comentar con Facebook