Opinión | Incapaces para detener la pandemia, ahora quieren controlar las vacunas

Durante esta tercera semana de diciembre la noticia en el mundo entero será, indiscutiblemente, el que la vacuna contra el Covid-19 ya comenzó a aplicarse y a liberarse en algunas naciones.

En nuestro país, el pasado viernes, la Cofepris autorizó el uso de emergencia de la vacuna contra Covid-19 desarrollada por las farmacéuticas Pfizer-BioNTech, con la finalidad de que sea utililizada en la política nacional de vacunación contra el virus. Así, México se suma a naciones como Reino Unido y Canadá, que han aprobado el uso del biológico con el propósito de inmunizar a su población.

El órgano desconcentrado dependiente de la Secretaría de Salud (Ssa) informó que a partir del 26 de noviembre revisó, evaluó y dictaminó la documentación sometida a la Cofepris para otorgar autorización sanitaria por uso de emergencia de la vacuna Pfizer-BioNTech contra el Covid-19.

El 10 de diciembre, la secretaria de gobernación Olga Sánchez Cordero, se reunió con algunos gobernadores de la Conago para hablar sobre la implementación del plan nacional de vacunación contra el coronavirus.

Ante este panorama, los gobernadores que integran la Alianza Federalista insistirán ante el gobierno federal para que les autorice comprar las vacunas contra Covid-19, pues consideran que no hay transparencia en el plan nacional de vacunación y quieren asegurar el biológico para sus estados.

Los mandatarios señalaron, a través de las redes sociales de la Alianza Federalista, que la intención es que los estados puedan adquirir las vacunas y avanzar en la aplicación de ésta en el país.

“La alianza sostiene que mientras el Gobierno de México no transparente el Plan Nacional de Vacunación para informar cómo, dónde y cuándo tendrán acceso a ella, los estados debemos adquirir las dosis vía Cofepris para dar a nuestra gente la certeza que necesita”, se tuiteó en la red oficial de la Alianza Federalista, integrada por los estados de Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila, Durango, Michoacán, Colima, Jalisco, Guanajuato, Chihuahua y Aguascalientes.

El posicionamiento se da un día después de que el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, anunció que no es legal ni posible que los estados adquieran vacunas por cuenta propia.

El funcionario precisó que algunos gobernadores de los estados no acudieron a la reunión entre el gobierno federal y la Conferencia Nacional de Gobernadores donde se presentó el plan nacional de vacunación contra la Covid-19, por lo que no pudieron responder a sus dudas sobre la distribución.

“Sería un poco fuera de lugar pensar que si la generosidad, la solidaridad y la equidad son los principios del gobierno de México y el país está representado por este gobierno en los organismos internacionales , que al interior del país privaran otro tipo de visiones contrarias a esta generosidad”.

Puedes comentar con Facebook