Opinión | Interesante propuesta para reactivar la “Agricultura Familiar”

En medio de una severa crisis económica ocasionada por la pandemia del coronavirus, de políticas públicas totalmente equivocadas para el campo en este país, de la eliminación de una gran cantidad de programas para el sector agropecuario, de la disminución de recursos económicos que mantenían -a flote- las actividades del campo, aunado a un problema que empieza a tener serias repercusiones en la producción -el cambio climático-  resulta imperativo implementar una nueva manera de trabajar, es evidente que los ciclos agrícolas se han acortado, o alargado, según los cultivos, en ocasiones llueve lo mismo en el año, pero se concentra en una semana, los periodos de estiaje se convierten en sequia y las heladas cada vez son más tempraneras, lo cual ha provocado que los campesinos ya no puedan sembrar ni para el autoconsumo.

Consciente de esta situación, conocedora de los problemas del campo, la actual diputada local, Gabriela Hernández López sabe de la importancia de regresar a los sistemas de producción de hace años, los que, al menos, permitían a las familias del campo, a contar con alimento suficiente para todo el año, algo que lamentablemente ya no sucede en la actualidad, son innumerables los casos en que, la gente del medio rural,  no tiene ni para comer, a diferencia de cuando lo primero, era lo primero, la agricultura familiar, frutas y vegetales jamás faltaban en la mesa, incluyendo la carne, una alimentación completamente balanceada que por años, mantuvo sana a la gente, con mínimos índices de obesidad, diabetes y cáncer de todos tipos, enfermedades que hoy encabezan las listas de causas de mortalidad.

Ante esto, Gabriela Hernández buscará desde su espacio en el Congreso del Estado, regresar a “los tiempos de antes”, a que las familias del medio rural, y en donde se pueda en lo urbano, de dediquen espacios a los llamados huertos familiares, algo que, de implementarse de manera adecuada, puede significar un gran ahorro, con el “plus” de que contaran con alimentos cien por ciento sanos, sin conservadores ni químicos que son los que han deteriorado la salud de los mexicanos, colocándolos en los nada honrosos primeros lugares de los padecimientos ya mencionados, este es uno de los puntos vulnerables que la pandemia del Coronavirus ha atacado, de ahí el elevado numero de muertes a nivel mundial.

Hay que reconocer que esta propuesta tiene un gran sentido social, si bien no es la primera en promoverla, lo interesante es que en esta ocasión se hará desde el Congreso del estado, desde donde se pueden establecer los mecanismos para que se le de seguimiento y que no se quede en solo un proyecto, seguramente Gabriela Hernández, quien por cierto ayer se registró como precandidata al Distrito 04 local, le dará el seguimiento correspondiente, ella más que nadie conoce de las necesidades de los habitantes del medio rural, la agricultura familiar debe de tomarse en cuenta y retomarse como una alternativa para contar con alimentos sanos en las mesas de los mexicanos, se viven tiempos difíciles y no se puede seguir en el mismo camino, hay menos dinero, menos apoyos, la economía no esta en sus mejores niveles y la gente requiere al menos la seguridad de poder hacer las tres comidas al día.

Puedes comentar con Facebook