Opinión | Ismael tendría candidata para el 2022, hasta en Morena

Para algunos, el ex gobernador Ismael Hernández Deras ya está acabado (no tarda mucho en emigrar a Estados Unidos a una nueva cirugía que ha postergado), pero se aferra al poder que aún acapara y utiliza para expandirlo. Para otros, está en la plenitud de su liderazgo a grado tal que no sólo administra su relación con Esteban Villegas a quien le ha jurado fidelidad, sino que se da tiempo para impulsar una posibilidad en Morena, llamada Maribel Aguilera, sí la reelecta diputada federal.

Formada y lanzada al estrellato político durante el sexenio de Ismael Hernández Deras, Aguilera Cháirez, fue alcaldesa de Guadalupe Victoria de 2004 a 2007, espacio que le ayudó a consolidar su amistad con el entonces todo poderoso gobernador. Ya como parte de la nueva generación de políticos Maribel se auto promovió para brincar de la alcaldía a la cámara de diputados, en la 64 legislatura estatal.

Al llegar Herrera Caldera a la gubernatura, Maribel fue relegada y a lo más que aspiró fue a un puesto partidista. De ahí  planeó su salida y su arribo a Morena.

Para la ex alcaldesa y ex legisladora local, su limitación intelectual nunca ha sido un obstáculo para escalar en el turbio mundo de la política.

En 2018, huele la oportunidad de regresar a la política activa y gestiona ser la abanderada de Morena en el Distrito 03 federal. En 2021, Maribel se aventura, de nueva cuenta, a la reelección sin tener las cartas suficientes para convencer a su electorado, ya que su gestión como diputada federal fue apenas por encima de lo mediocre.

Sin embargo, no pocos priistas están convencidos que la reelección de Maribel Aguilera pasó por los acuerdos del CCB-Palacio Nacional, para no entrar en conflictos posteriores. Así, dentro de esta hipótesis, los priistas sostienen que a Maribel Aguilera se le ayudó a ganar a través del Partido Verde, quien le aportó más de 16 votos, cantidad suficiente para retener esa posición, sacrificando de esta manera a la candidata de la alianza PRI-PAN, de origen tricolor.

Ahora, tras otra hipótesis que ha comenzado a circular desde la comarca lagunera de Durango hacia la Región de los Llanos, reaparece el apellido Aguilera Cháirez.

¿Cuál es esta hipótesis? Pues que Marina Vitela alcaldesa de Gómez  Palacio ha decidido llevarse la vida política con tranquilidad, lo que significa que puede dejar pasar esta oportunidad de ser la candidata a la gubernatura, para consolidar su gobierno con otros tres años  más.

Al enterarse de esta posible decisión (pues en política nada hay definitivo), Maribel puso en marcha la rumorología, industria que desde hace muchos años funciona a la perfección en nuestra entidad, dejando correr la versión de que podría ir, si para Durango toca mujer, por la candidatura al gobierno del estado en 2022.

Y ante este nuevo escenario, necesariamente resurgió el nombre de Ismael Hernández Deras y su vieja relación con Aguilera Cháirez, además de que a toro pasado todo cuadra: el triunfo inesperado, con los votos del Partido Verde, la estrecha relación que hoy tiene Ismael en el CCB y la necesidad de enviar mensaje a Palacio Nacional, partiendo las cuatro diputaciones en dos bloques casi iguales (dos para Morena y dos para el PAN).

Naturalmente que mientras no haya definiciones en Morena, que para eso podrían faltar pocas semanas, la especulación y el sentido de las apuestas para uno y otro bando seguirán corriendo y alimentando todo tipo de leyendas.

De todo lo anterior, lo único cierto es que hoy Maribel repetirá como diputada federal, lo mismo que Hernández Deras y estos dos nombres volverán a encontrarse en San Lázaro a partir de septiembre. Lo que venga después  podrá ser otra de las muchas coincidencias que hay en la política. ¿O no?

Puedes comentar con Facebook
Anuncios