Opinión | Kientzle, Sarmiento y Flores Ávalos, los nuevos funcionarios

Uno de los temas en la agenda política que podremos observar a partir de la semana que comienza es el desempeño de los nuevos funcionarios en el equipo de José Rosas Aispuro.

Las giras de medios y los informes a la ciudadanía, por parte del gobernador no han permitido que los nuevos secretarios comiencen a mostrarse ante la sociedad. Vayamos por rubros.

1.- Por ejemplo, en la Secretaría de Economía, los datos aportados por la oposición durante el encuentro del gobernador con los legisladores, el pasado martes, deja en claro lo mucho que se tiene que trabajar Gustavo Kientzle Baille para, primero, posicionar las fortalezas que tiene nuestro estado y comunicar la forma en que se podrán ir corrigiendo, durante los dos años que le restan al gobierno, las debilidades que tenemos.

Sobre Gustavo Kientzle Baille se hablan buenas cosas, sobre todo, destaca el hecho de que se dé la oportunidad a cuadros de La Laguna, que tienen la capacidad suficiente para atender las prioridades en materia de economía.

Antes de ser nombrado como encargado de la Sedeco, Kientzle se desempeñaba como subsecretario de la dependencia en la Laguna de Durango, zona en la que se concentra la mayor parte del desarrollo industrial del estado. Sin embargo, ahora tendrá que atender la realidad de toda la entidad y no sólo con buen discurso, sino nuevos y positivos porcentajes sobre desarrollo.

2.- En el rubro de la obra pública, el ingeniero Rafael Sarmiento tiene mucho trabajo.

Y también, uno de los temas que retumbaron el pasado primero de septiembre en el recinto parlamentario fue la transparencia en el concurso de la obra pública. El nuevo secretario goza de una buena imagen, por lo que llega en el mejor momento, cuando se realizan las licitaciones para más de 200 obras en la mayoría de los municipios que conforman el estado.

Su trabajo con el gremio de empresarios de la construcción para que, juntos supervisen las convocatorias y la calidad de las obras, una vez que se asignen, será determinante para el futuro de la imagen del gobierno estatal, una vez que se haga el análisis de si se obtuvieron buenos resultados económicos con el crédito millonario que se contrató.

De Rafael Sarmiento Álvarez  se tienen mejores expectativas, toda vez que hace algunos años se desempeñó como titular de la Secretaría de Comunicaciones del Estado (SCT), encomienda que después ocupó en el vecino estado de Zacatecas.

Además, desde mediados de 2017 asumió la dirección de la Comisión del Agua del Estado de Durango (CAED) , cargo en el que se desempeñaba hasta el día de su nuevo nombramiento.

Por cierto, ha estado muy involucrado en el tema de la presa Tunal, proyecto que en los últimos días ha sido retomado por el gobernador, como una necesidad prioritaria para la capital del estado.

3.- De Héctor Flores Ávalos sabemos poco. Abogado de profesión fue senador por Durango, entre el 15 de diciembre de 2015 y el 31 de agosto de 2018, en suplencia del propio José Rosas Aispuro.

Sin embargo, en sus primeras apariciones, particularmente con los dueños de los medios de comunicación, causó una excelente impresión.

Se percibe del nuevo Secretario General de Gobierno, sensibilidad para adelantarse a los conflictos. Tiene facilidad para relacionarse. Flores Ávalos tiene claridad que no puede desaprovechar la oportunidad que le ha dado el mandatario estatal, particularmente en momentos en que la estabilidad de la entidad estará en riesgo por los procesos electorales de 2021 y 2022.

Es un activo del PAN y eso también es un elemento importante pues de entrada se habrá superado la desconfianza que entre las filas del blanquiazul se le tenía a Adrián Alanís, quien nunca quiso afiliarse a pesar de querer aprovecharse de las siglas del partido para su proyecto político particular.

A partir de esta semana, pues, observaremos los movimientos del segundo hombre en importancia, dentro del equipo de José Aispuro Torres.

Puedes comentar con Facebook