Opinión | La Boquilla, conflicto politizado

Los acontecimientos en la presa La Boquilla del estado de Chihuahua, ocupan la atención de los medios de comunicación. Una acción politizada, que se usa para el manejo distorsionado, falso, o alarmista. Dijimos en el video-comentario “Entre Nos” de este jueves, que nos parecía que el presidente López Obrador se precipitaba al considerar que había una motivación política, ya que aún no se iniciaban las investigaciones.

Dijimos también que estábamos más de acuerdo con la posición del gobernador de Chihuahua Javier Corral, que se pronunciaba por una investigación. Surgieron videos y declaraciones que nos dieron elementos para considerar la politización del hecho.

Un diputado al parecer del PAN, arengaba a los campesinos en la misma presa de la boquilla en contra del presidente López Obrador y de las ruedas de prensa matutinas: “no me importa que mañana me mencione el presidente en las mañanera” se escucha que dice.

En la sesión del H. Congreso del Estado de Chihuahua, subieron a tribuna, con pancartas, los diputados del PAN, protestaban enérgicamente por los hechos de La Boquilla, un diputado en su intervención, habló de violencia desmesurada contra los campesinos, hay más de cien heridos dijo, lo cual hasta la fecha no está comprobado.

El presidente López Obrador esta robando a la nación, aseguró el diputado en tribuna, al entregar el agua de las presas a Estados Unidos. Nunca mencionó el tratado firmado en 1944, en el que se establece que:  México y Estados Unidos deberán compartir el agua de los ríos Bravo y del Colorado. México se compromete a entregar 431 millones de metros cúbicos del río Colorado, y, Estados Unidos entregarle a México 850 millones de metros cúbicos del río Bravo   

Tampoco dijo que la muerte del joven matrimonio fue a más de cien kilómetros de la presa la Boquilla. Hay una tendencia a culpabilizar al presidente López Obrador por los diputados del PAN, pese a ello, los senadores de Acción Nacional se deslindaron de señalar responsables y se pronunciaron por una investigación al igual que lo hizo el gobernador Javier Corral.

Los campesinos se oponen a que desfoguen el agua de la presa, aseguran que no tendrán agua de riego para el próximo ciclo agrícola. Conagua afirma que está garantizada el agua de riego. Los campesinos afirman que el presidente López Obrador no los recibe, que ellos quieren diálogo, mientras que la titular de Conagua Blanca Jiménez Suárez, firma que se han hecho más de quince mesas de trabajo con los campesinos que terminan de manera abrupta, al intentar imponer sus opciones los campesinos.

El problema está entre los campesinos y Conagua, la politización esta con los diputados locales del PAN, esto es claro. ¿Porque se politiza el problema? Es sencillo, habrá elecciones para gobernador, el PAN está muy debajo de Morena, el objetivo político es meter ruido contra López Obrador que le reste votación a Morena y conservar la gubernatura que se les va.

Es fundamental que no se politice el problema y que ningún partido político intervenga. Históricamente el PAN nunca ha participado en luchas sociales, incluso se ha opuesto a ellas. Nunca salió a pedir castigo para los asesinos de los indígenas de Acteal, ni de los campesinos de Aguas Blancas, ni por los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, tampoco castigo para los responsables del incendio de la guardería ABC en Sonora etc.  La muerte de la mujer y su esposo, debe investigarse, castigar a los culpables, ya hay detenidos miembros de la Guardia Nacional para someterlos a investigación, lo cual antes poco se hacía, había mucha impunidad. O no.

Puedes comentar con Facebook