Opinión | La Cachimba

INFORMES… Que los diputados tienen la obligación de rendir o entregar un informe de su labor legislativa y de gestoría, es cosa sabida; como también es sabido que tales “informes” han sido con frecuencia una forma de promoción o propaganda pero cuyo contenido no necesariamente se apega a la realidad y no hay un mecanismo para evaluar la certeza y sobre todo la eficacia de ese “trabajo legislativo” menos aún para fiscalizar lo que dicen haber hecho de gestoría.

CUENTAS… Pero la necesidad no solo es individual de informes o rendición de cuentas de los diputados; algunos no entendieron que lo que se reclama es rendición de cuentas del Poder Legislativo, el cual no rinde cuentas a nadie, como sí lo hacen el Ejecutivo y el Judicial. Urge una forma de calificar el avance, el desempeño, la aportación de la legislación a las necesidades sociales y especialmente la eficacia de las reformas, adiciones y nuevas leyes del Congreso en su conjunto. Y eso no lo tienen.

¿LOGROS?… Por cierto, es también muy conocido que es fácil presentar decenas de iniciativas, en el pasado hubo quienes presumían haber firmado más propuestas, puntos de acuerdo, pronunciamientos y desde luego iniciativas como si la cantidad fuera un logro, aunque fueran nimiedades o intrascendencias. Pero pocos pueden objetivamente presumir sobre iniciativas útiles, necesarias o trascendentes para la vida de los ciudadanos. Eso tampoco se está evaluando adecuadamente.

ESPERANZA… Y anoche llegaron las primeras vacunas a Durango, por la mañana de hoy se están aplicando las primeras dosis. Junto con la esperanza que esto genera, también ha llegado la inquietud por cuándo llegarán las siguientes o cuándo estarán llegando ya como algo periódico dotaciones diarias o semanales para toda la población.

MESES… Otra inquietud que trascendía es porque algunos trabajadores de salud aseguraban no estar en el padrón a pesar de estar en primera línea de las unidades Covid; situación que desde luego debe aclararse y otros cuestionamientos muy entendibles cuando se tiene la expectativa de que hay vacunas. Sin embargo la realidad es que todavía pasarán meses, antes de que de verdad lleguen para el grueso de la población.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios