Opinión | La Cachimba

INFORMACIÓN… Se ha difundido mucha información y se han publicitado recomendaciones pero en la realidad muchos ciudadanos siguen sin entender el correcto uso del cubrebocas; no pocos siguen creyendo que es únicamente para la protección de quien lo usa. Muchas personas no entienden que el principal beneficio del cubrebocas es para que lo use alguien que pudiera estar contagiado.

PARA NO CONTAGIAR… El problema es que quienes se contagian se siguen sintiendo bien durante algún tiempo, no saben que ya son portadores del virus y lo transmiten a otros; por eso, para ellos es el cubrebocas, para que quienes están contagiados sin saberlo no diseminen la infección. Sirve para no contagiarse, pero aún más importante es que sirve para no contagiar.

ESTORNUDOS… Por eso llaman la atención escenas como la que vieron clientes de Soriana Madero el pasado sábado por la tarde; cuando el vigilante de la entrada tranquilamente ¡se quitaba el cubrebocas para estornudar y luego seguir tomando la temperatura a quienes ingresaban al establecimiento!

IMITACIÓN… Dicen que Jesús Salinas el imitador de Juan Gabriel decidió declinar de la candidatura que le ofrecía el PRD para una diputación local, al parecer tras valorar que por su trabajo ha tenido que actuar en fiestas o reuniones de un ambiente que podría ser perjudicial para una eventual campaña y para su trabajo futuro en caso de que llegaran a exhibirse imágenes de algunos de tales eventos.

INFANTILES… Buena parte de la sociedad sigue sorprendida por la decisión del gobierno federal de ordenar que se eliminen las mascotas o sus imágenes en la publicidad y empaques de alimentos, golosinas y botanas, porque alguien tuvo la idea de que el tigre Toño, el osito Bimbo, Chester Chetos, Melvin, Pancho Pantera y el gansito Marinela, son factor de obesidad. Como si esa disposición fuera a hacer que los niños dejen de consumir tales productos solo porque ya no tengan la imagen de la mascota.

OCURRENCIAS… Por cierto que esta medida también afectará a otros productos en los que ya no se podrá usar la imagen de futbolistas, clavadistas, luchadores, beisbolistas u otras celebridades para promocionar alimentos que sean considerados chatarra o tienen alto contenido de calorías. La medida está siendo severamente cuestionada, tanto por su eventual efectividad como por la forma actual de gobernar a base de ocurrencias.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios