Opinión | La Cachimba

CELEBRACIONES… Hay ocasiones memorables para festejar o para conmemorar; también para hacer conciencia o para protestar. Pero también hay un intento de llenar el calendario con todo tipo de dedicatorias al grado que llegan a ser ociosas y peor aún, afectan el interés que se pueda tener por las fechas verdaderamente importantes.

ANIVERSARIO… Hoy 20 de noviembre es el aniversario del inicio de la Revolución Mexicana; efeméride que comenzaba a perder fuerza al cambiar el día feriado por el lunes previo a esta fecha, lo cual no implicaría ningún problema si en las escuelas el mero día 20 se aprovechara para reforzar el civismo y el conocimiento histórico. Hoy también es el Día mundial de la infancia o Día universal del niño.

¿FRIVOLIDAD?… Tan solo ayer día 19 para algunas personas era el “Día internacional del hombre” como si tal celebración fuera necesaria; para otros fue el “Día del ajedrecista”, también fue “Día de la mujer emprendedora” y, hasta “Día mundial ¡del retrete, escusado, WC o inodoro!”. Pero ayer también era Día mundial para la prevención del abuso infantil, Día mundial del aire puro, Día mundial en recuerdo de las víctimas de accidentes de tránsito, Día mundial del saneamiento y alguna otra ocurrencia más.

SANCIONES… Se ha generado un debate sobre si deben o no aplicarse multas a los ciudadanos que no usen el cubrebocas en lugares públicos; el tema deberá discutirse en el congreso cuando se dictaminen en comisiones y cuando se turnen al pleno las iniciativas que se han presentado para dar sustento legal a las medidas coercitivas en materia de salud.

ACUERDO… Al parecer todos están de acuerdo en que debe aplicarse una sanción, solo que algunos ven más conveniente una multa, mientras que otros creen que es mejor el arresto y algunos más consideran que debe ser servicio comunitario o la donación (sic) de material médico, es decir el pago de multa en especie.

OPORTUNISMO… Cada opción tiene sus pros y sus contras, tanto en materia de legalidad, de derechos humanos, de viabilidad y de eficacia. Lo feo comienza cuando alguien se opone a una u otra de las opciones no por cuestión de derechos o factibilidad, sino para conmiserarse con los ciudadanos y tratar de ganarse la simpatía por una supuesta empatía con los más necesitados y la posible afectación a sus bolsillos.

NECESIDAD… Desde luego que al aplicar las sanciones es muy probable que entre los infractores haya personas en condición de pobreza y hasta de indigencia, lo lógico es que las iniciativas o la ley que se apruebe lo tengan previsto, y en tales casos se disponga no solo la exención de la sanción cualquiera que esta sea, sino que se le entregue el cubrebocas con cargo al erario; pero a quienes no lo usan por rebeldía o por comodidad, sí puede aplicar perfectamente la multa sin pretexto.

Puedes comentar con Facebook