Opinión | La Comarca Lagunera tendrá agua saludable

Un viejo anhelo de los habitantes de la comarca lagunera se avizora en el futuro cercano; la esperanza de contar con agua saludable es ya una certeza como proyecto. Cuántas décadas levantaron su palabra para demandar este servicio que es indispensable para la vida y la salud de los seres humanos; sin embargo los gobernantes solo oían pero no escuchaban el clamor de la gente de la laguna, que tenía que resignarse ante las promesas incumplidas o la insensibilidad de los políticos que no entienden la dimensión social del ejercicio de gobernar. En el contexto de esta narrativa histórica, el presidente Andrés Manuel López Obrador, hizo suyo este sueño vital de los comarcanos laguneros lo puso en su agenda de prioridades –y acaba de anunciar su propósito de hacerlo un Plan Integral de Desarrollo para la Comarca Lagunera, con implicancia en todas las actividades de la vida de esta progresista región-  y lo compartió con los actuales gobernadores de Durango y de Coahuila,  sumándolos al compromiso de hacer historia en esta etapa de transformaciones del sistema social mexicano. 

En este orden de sus acciones de gobierno, el presidente fue a la comarca lagunera el viernes 8 de octubre y se reunió en Lerdo, Dgo., Con los dirigentes de los grupos de interés social que estaban planteando sus propias demandas, para aceptar el proyecto de Agua Saludable Para La Laguna, es el caso de los productores agropecuarios y de un grupo de ecologistas preocupados por el medio ambiente.

Es importante destacar, que en la conciliación de intereses y allanamiento de diferencias, que estaban obstaculizando –legítimamente creo yo-  el arranque de este esperado proyecto, han jugado un rol determinante, el director de CONAGUA, Germán Martínez y el sub secretario de gobernación Rabindranath Salazar – operadores políticos del presidente-, los gobernadores de Durango y de Coahuila, José Rosas Aispuro Torres y Miguel Ángel Riquelme; y desde luego, los representantes de las organizaciones de productores agropecuarios –productores agrícolas y lecheros-, así como la participación de los presidentes de los nueve municipios laguneros. Así pues, esta importante acción de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, se inscribe en los anales de nuestra historia, como un acto de justicia social largamente acariciado y que marcará un nuevo tiempo de prosperidad para los habitantes de la Laguna; pues como lo afirmó el presidente, se construirán obras de infraestructura hidráulica, no solo para las redes de agua potable de las poblaciones, sino también para los canales de riego y aplicación de técnicas de irrigación en los campos agrícolas; además de créditos directos a los productores y otros programas de bienestar social que seguramente se aplicaran.

Finalmente, considero importante hacer unas reflexiones sobre los pronunciamientos del presidente, en la reunión de Lerdo. Como sabemos, la detonación del desarrollo agrícola y pecuario de la comarca lagunera, se inició en 1936 con el reparto agrario realizado por el presidente Lázaro Cárdenas y con el inicio de la construcción de la presa ubicada en la población de “El Palmito”, municipio de Indé, Durango y que lleva el nombre de ese gran presidente. De lo expresado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, vale recordar el reconocimiento que hizo al director de CONAGUA y desde luego al gobernador de Durango José R. Aispuro y al gobernador de Coahuila Riquelme, por sus buenos oficios para lograr el consenso de los diferentes grupos de interés social que había que convencerlos de la trascendencia de este gran proyecto y ponerlos en suerte para el acuerdo definitivo y así desatar esta obra, que según dijo el presidente deberá quedar concluida a finales del 2023. También hizo una reflexión que busca sacudir la conciencia de los políticos que buscan ser gobernantes; esta fue la recomendación de este presidente de México, que sí está haciendo historia  para el bienestar de los mexicanos; cito lo que dijo “CUANDO ESTAN BUSCANDO LOS VOTOS AHÍ SÍ SON BUENISIMOS PARA HACERLE LA BARBA AL PUEBLO, PERO YA UNA VEZ QUE TIENEN LOS CARGOS YA NO QUIEREN ESCUCHAR AL PUEBLO”; ojalá que los políticos lo entiendan, porque hoy en día, los ciudadanos mexicanos están adquiriendo una cultura cívica muy crítica.

Puedes comentar con Facebook
Anuncios